INTELIGENCIA, FISICO, PERSONALIDAD Y ESTATUS, por EL DUQUE


Imagen cedida por Enrique
--
Una encuesta reciente, buscaba dar luz sobre aquellos rasgos que resultaban más atractivos a ojos de una mujer y se contraponía con los llamados “obstáculos de la seducción”. Procedamos a analizar dichos caracteres atractivos:

INTELIGENCIA: Preguntadas de una forma más expresa sobre qué se entiende por inteligencia, la conclusión más probable es sobre todo la que hace referencia a la denominada “inteligencia emocional”. La capacidad para sentir empatía, para dilucidar los sentimientos del otro, para la automotivación. También se considera relevante la llamada inteligencia social. La capacidad para adaptarse a la vida social, para hacer nuevas amistades y entender relaciones complejas. Dentro de inteligencia se suele enmarcar también el ser una persona con cultura y con una buena capacidad como conversador.

ASPECTO FÍSICO: Podemos distinguir dentro de esta categoría diversas cualidades, en concreto las más valoradas son una mirada expresiva, presencia y después todas las demás partes del cuerpo que se os puedan ocurrir pues hay diversidad de gustos, fetichismos y opiniones. Pero siendo destacable, por tanto esa preeminencia que se le da a la mirada y a la presencia, que tiene más que ver con la elegancia, postura y determinación que con la belleza en si.

PERSONALIDAD: Dentro de esta ultima característica se incluye la auto confianza, el optimismo (cualidad esta muy valorada), la mundología (tener mucho mundo, muchas experiencias acumuladas), autoestima alta y carácter o asertividad.

POSICIÓN SOCIOECONÓMICA: Distinguiendo en este punto entre posición y dinero siendo dos realidades distintas.

De un somero análisis de estas características lo primero que podemos destacar es la Infinidad de rasgos atrayentes que dependen sólo y exclusivamente de nosotros mismos.

Tanto la inteligencia social como la emocional se pueden cultivar mediante la observancia del otro, mediante el fomento y cultivo de las relaciones sociales intensas. La cultura y la conversación interesante o cultivada vienen determinadas por algo muy simple. Si cultivas tu vida, si realmente te conviertes en alguien “interesante” eso se acaba trasluciendo a los demás. Obviamente, si te pasas el día ligando y jugando a la play no pretendas que nadie te de la fórmula de la conversación apasionante. El mejor consejo que podemos daros es que enriquezcáis vuestra vida y que la hagáis apasionante. Os convertiréis sin daros cuenta en alguien apasionante.

En cuanto al aspecto físico, resulta obvio que es la parte más incontrolable de la ecuación pero no todo esta perdido. Al hablar ellas de mirada expresiva, nos están hablando en realidad de saber transmitir ideas con la mirada, de no temer mirar fijamente a los ojos y de expresar con ellos. La mujer da también importancia capital a la “presencia” y esta viene determinada por el gusto que tengamos al elegir nuestra ropa, así como nuestra propia postura corporal. Una postura erguida da sensación de autodominio y seguridad.
--

Imagen cedida por Enrique
--
En cuanto a la personalidad, la mujer considera especialmente atractivo el hecho, precisamente de tener personalidad o lo que es lo mismo INDIVIDUALIDAD, capacidad para ser un individuo autónomo, independiente y que sabe defender sus puntos de vista y opiniones. Otras características especialmente notables son el optimismo en calara contraposición con el optimismo como elemento repelente, la autoestima y seguridad, expresada en su lenguaje corporal, en su forma de gestionar su vida, de hablar y defender sus derechos y la denominada mundología. Ser una persona rica en experiencias y vivencias. Alguien con algo que contar y como suelen decir ellas “que venga enseñado…”

La última referencia es a la posición socioeconómica y ni que decir tiene que es y fue uno de los elementos atrayentes del hombre. Biológicamente se explica en la figura de proveedor. De forma consciente e inconsciente, la mujer sabe que un hombre con una posición holgada será un buen sustento para sus futuros hijos y supondrá otorgar una seguridad económica a la unidad familiar. Como digo, hay algo primario en la atracción de la mujer por el hombre de buena posición socioeconómica.

Mención aparte merece la simple posición o el denominado “poder”. Desde siempre se ha venido hablando de la erótica del poder. Es obvio que uno de los elementos que configuran al hombre Alfa del grupo, es la ostentación de este de poder sobre el resto. El “líder” de la manada es también el más adecuado para gestionar un hogar.

En este punto concreto se dan muchas paradojas que en cierto sentido son dignas de estudio y seguimiento. ¿Os habéis fijado el éxito que suelen tener los camareros, DJ´s, y relaciones de una disco?. Muchos diréis que es por que suelen ser atractivos, pero eso no siempre es cierto. La auténtica razón es que ellos en es submundo que es una discoteca, ostentan poder. Resulta curioso pues un camarero o DJ, salvo que sean famosos, son personas con duros trabajos mal remunerados que fuera de “su mundo” no resultarían atractivos. Pero en su mundo si que son alguien con poder. Tiene las copas, la música o incluso el derecho de admisión. Haz el experimento de hacerte con el poder en cualquier “submundo” por friki que este sea y verás como dentro siempre de ese contexto resultas el más Alfa.

Todas estas conclusiones redundan en algo que ya sabíamos. Un importante porcentaje de los elementos denominados atrayentes, están en nuestra mano. De nosotros depende desarrollar nuestras habilidades sociales, fomentar y alimentar nuestra seguridad y autoestima, convertirnos en seres humanos interesantes. En definitiva, ser atractivos.

Un abrazo.

El Duque.
Publicar un comentario en la entrada