FILTROS DE INSEGURIDAD, por JEFFY de REAL SOCIAL DYNAMICS


Hoy tengo una pregunta para ti: ¿Te has encontrado alguna vez en una situación, en la que estuvieras hablando con otra persona, y tomaras lo que te estaba diciendo en un sentido equivocado? En otras palabras, malinterpretaste lo que te estaba diciendo y te cabreaste, para darte cuenta después que todo estaba en tu cabeza.

Un ejemplo: Tipo 1 le dice a tipo 2 “Vaya, parece que te tocó la talla más corta en el sorteo aquella vez”. Supongamos que el tipo 2 tiene algún tipo de inseguridad o complejo sobre su estatura, y entonces responde “¿A qué te refieres con la talla más corta? ¿Qué me estás contando? ¿Por qué me sales con esas? ¿A ti que te importa?”. El tipo 1 se queda pensando un momento en lo que le ha dicho tipo 2, y trata de explicarle que no se estaba refiriendo a eso.

Éste, es sólo el primer ejemplo que me ha pasado por la cabeza, pero creo que todos nosotros hemos pasado por alguna experiencia similar alguna vez en nuestra vida. Echando un vistazo atrás en mi vida, he pasado alguna vez por una de estas experiencias que te dejan avergonzado en algún momento.

¿Por qué son tan embarazosas? Piensa en esto: Cuando te tomas el comentario de alguien como un ataque personal, se enciende una alerta reflejada en tu respuesta, que subraya tu inseguridad ante todo el mundo a tu alrededor. Si no hubieras respondido de esa manera, nadie se habría dado cuenta de tus complejos.

Cuando pasa algo así, es debido a algo que llamamos filtros de inseguridad. Estés de acuerdo o no, todos los tenemos, imagínalo como unas gafas en tu percepción, que hacen que veas la realidad bajo un determinado color.

Te pondré otro ejemplo: Supongamos que tenemos a dos personas, una con una alta autoestima y otra con baja autoestima. Ambas reciben el mismo cumplido: “Bonita chaqueta, mola”. Ahora la persona con alta autoestima, acepta el cumplido sobre la marcha con un “Gracias tío”. Pero la otra persona de baja autoestima, puede tomarlo como un comentario sarcástico y condescendiente. Su filtro interno de inseguridad, distorsiona y transforma lo que es un simple cumplido, para que sea tomado como un posible ataque personal. ¿Ves la diferencia?

Ahora, imaginemos que esas mismas dos personas, lo que en realidad reciben es un insulto, o un ataque verbal directo: “Bonito pelo, parece que te han electrocutado”. La de baja autoestima, se vendrá abajo con ese comentario, su estado interno quedará muy tocado y probablemente, responderá con un comentario similar, un insulto, se pondrá a la defensiva, o algo por el estilo. En cambio, la la persona con alta autoestima podrá interpretarlo como una simple broma, y seguirle la corriente: “¡Jajaja! Muy divertido tío... ¡Qué cachondo!... Electrocutado, escucha esto tío... ¡Si lo llego a saber, meto los dedos en el enchufe y me ahorro la peluquería! Como ves, esta persona no sólo esta libre de filtros de inseguridad, si no que además tiene filtros de confianza, que le defienden proactivamente de ataques como éste.

La clave está aquí: Precisamente porque esta persona goza de una buena autoestima, puede reducir ese ataque a una simple broma, y de hecho, es en lo que se convierte, no sólo para él, si no para todo el mundo que esté presente. Es similar al ejemplo anterior, del tipo con una baja autoestima que recibía un cumplido. Vemos como la INTERPRETACIÓN QUE LE DAMOS A ESTOS COMENTARIOS, DA EL PROPIO SIGNIFICADO, percepción o realidad.

Esto está relacionado con el siguiente concepto: EL CONTROL DEL MARCO, ya hemos hablado de ello en varias ocasiones con anterioridad. Tu marco es la realidad subjetiva que condiciona una situación dada, en cualquier interacción social. Es simple, el marco más sólido es el que predomina y absorbe a los demás.

Piensa por ejemplo en cómo te comportarías, si un policía se acercara a ti, con la mano sobre su arma, y empezara a hacerte preguntas. Probablemente medirías mucho tus palabras y las escogerías con cuidado, tu postura sería dócil o no agresiva, y te dirigirías a él como “señor” o como “oficial”. Probablemente te sería difícil en una situación así, establecer contacto visual con otra persona, o prestar atención a otra cosa que no fuera al policía.

Ahora imagina que es un niño de diez años el que viniera empezara a hacerte preguntas. Seguro que para ti tendría mucha menos importancia que el interrogatorio policial, incluso te costaría prestarle atención con contacto visual, porque no darías seriedad a sus palabras. Para una persona de ALTO ESTATUS, este control del marco no le supone un problema, porque percibe la realidad de la misma forma en la que tu percibirías la interacción con ese niño de diez años. Como puedes comprobar, la tolerancia a la presión social, es un indicador claro de estatus en una persona. Probablemente, la demostración coherente de alto valor y de estatus, es el aspecto más crucial y definitivo del Juego en la práctica.

Tu estado interno, afecta directamente a tu habilidad para reaccionar ante la presión social. Y desde luego, este estado interno se manifestará a través de tu lenguaje corporal, tono de voz, contacto visual y el resto de conductas y comportamientos que forman parte de tu vida diaria. Esta es la razón, por la que es importante erradicar estos filtros de inseguridad, haciendo lo que sea necesario para eliminarlos.

Así que con esto en mente, vamos a repasar uno por uno, los filtros de inseguridad más comunes:

NO PRESTAR ATENCIÓN: Lo verás más de una vez. Estás hablando con alguien y parece que está en otra parte. Físicamente está contigo, pero puedes apreciar que no te está haciendo caso, no te está prestando atención. Si eres tú el que no está prestando atención es probable que estés preocupado por tu próximo movimiento en la interacción, estás pensando en la logística o en algo así. Cuando haces esto, no estás viviendo el momento presente, es más, te puede llevar al fracaso. Una interacción social, es algo vivo, dinámico. Para evitar cometer un error, necesitas prestar atención a la persona con la que estás., métetelo bien en la cabeza.

NERVIOSISMO: Esto te puede pasar, cuando temes que algo pueda salir mal a tu alrededor. Date cuenta de lo perjudicial que esto puede resultar para tu juego. Una persona con un verdadero alto estatus, jamás abordaría una interacción social temiendo unas consecuencias negativas. Si tú pretendes mostrar una imagen de ti mismo de alto estatus, pero por debajo estás nervioso, sólo se trata de un show. Tienes que desprenderte de ese nerviosismo, recuerda que lo llamamos “el juego” por una razón.

PARANOIA: Esta es otra a tener en cuenta. Tiene mucho que ver con el ejemplo anterior del chico que tenía complejo con su estatura, además es particularmente insidiosa. Ocurre por ejemplo cuando estás ligando con una chica en una discoteca, te das la vuelta y oyes risas. En ese momento piensas que se está riendo de ti. O por ejemplo cuando crees que todo el mundo te está mirando porque tienes un mancha, o crees que hablan de ti a tus espaldas, etc. En estas situaciones tu estado se rompe por completo. Cuando te pase esto ligando con una chica, date la vuelta cuando ellas estén riendo y tómalo como algo irrelevante. Si en realidad es por ti, el daño ya está hecho, así que relativízalo y si no tiene que ver contigo, te va a dar igual. Recuerda, sólo porque tu estés paranoico, no quiere decir que el tema vaya contigo, es muy probable que todo esté en tu cabeza.

DEPENDER DE LOS RESULTADOS: Una mezcla de todo lo anterior. Estás constantemente analizando las reacciones de los demás por lo que haces o dices, para asegurarte de que tus palabras son aceptadas, y tus actos bien recibidos. Parece que cuando te relacionas con los demás vas pisando huevos, cuidadosamente escoges las palabras que salen de tu boca para que agraden. Básicamente, te conviertes en lo que llamamos alguien dependiente de los resultados, alguien que proyecta necesidad. Vive el momento y despreocúpate por lo que no te concierne sobre los resultados.
--
CREER QUE NO TE LO MERECES: Solía ser especialmente culpable de esto. Me pasaba cuando abordaba a mujeres que eran especialmente guapas, e inexplicablemente lo hacía fatal. Estuve mucho tiempo cayendo en esto, sin ser consciente del por qué. Cuando iba a por chicas más corrientes, no tenía problemas para hacer un juego sólido. Sabía exactamente qué hacer, pero por alguna razón, cuando abordaba a una mujer de alto nivel, olvidaba todo lo que había aprendido y actuaba como un idiota. Me di cuenta que estaba relacionado con los filtros de inseguridad. En el fondo sentía que no me merecía estar con esas mujeres de alto nivel, porque no tenía una buena imagen de mi mismo. No fue hasta que lo entendí y rechacé esa falsa creencia de que no me merecía una mujer así, que empecé a tener éxito con mujeres de alto calibre. Tú deberías hacer lo mismo.

MIEDO A EXPRESARTE: ¿Has tenido alguna vez aquello que se conoce como miedo escénico? A esto me refiero. No te hagas líos, cuando estás ligando con una mujer, es algo parecido a actuar en un escenario y montar un espectáculo ante un público. Es una expresión, el juego es la expresión de tu estado interno, guiado por los ritmos que usas para dirigir la energía en la interacción. Si quieres tener éxito ligando, has de perder el miedo a brillar en escena. En esto precisamente se basa el carisma, al que las personas son atraídas como a un imán.

CREENCIAS ARROGANTES: Alguien con arrogancia, rechaza aprender de otras personas. Esta actitud es perjudicial para tu progreso y aprendizaje como seductor, porque en la mayoría de las ocasiones, los nuevos conocimientos y “las nuevas revelaciones” pueden venir de las fuentes más insospechadas. Por ejemplo: Lo creas o no, siempre que doy un taller, acabo aprendiendo algo de uno de los alumnos que incorporo a mi grupo. Mantén siempre la actitud del que aprende.

ANCLAR TU AUTOESTIMA EN LO QUE PIENSEN LOS DEMÁS: Si sufres este tipo de filtro, tu estado interno se vendrá abajo tan pronto como recibas un ataque. Desafortunadamente, esto traiciona tu juego y descubre tu carencia de estatus, destapando tu debilidad y extinguiendo tu juego. Has de tener siempre en mente, que tus éxitos y tus fracasos no tienen nada que ver con tu valor como persona, de igual forma que tu habilidad para practicar un deporte como el fútbol o el baloncesto. Se trata sólo de una habilidad, un juego.

MIEDO A PERDER EL RAPPORT: Muchos de los estudiantes con los que trabajo están obsesionados con la idea de poder perder la conexión y el confort con una mujer si cometen un fallo, porque temen ser percibidos como brutos, o pasarse, o descalibrar. De lo que no se dan cuenta, es que en muchas ocasiones, romper este rapport es precisamente la mejor forma de avanzar en la interacción, el camino correcto. Por ejemplo, cuando alguien intenta utilizarte, o en las primeras fases de la interacción, para generar atracción. Hay tipos que se quedan paralizados por la idea errónea de que pueden ser percibidos como violentos, tanto... Que se quedan cortos dando la sensación, de estar jugando con las cartas boca abajo. No tengas miedo a que sepan lo que deseas, sal al ring y lucha, rompe el rapport cuando sea necesario.

NECESITAR ENTRETENER: Conocido también como “el baile del mono”. Se distingue por la necesidad de impresionar a otra persona, ya que si no es así, se aburrirá y se irá. Básicamente, este es un indicador de poca confianza en uno mismo. Esto pasa cuando intrínsecamente no te sientes con alto valor, por eso tratas de bromear y entretener con gracias y con muecas, en orden de mantener la atención del grupo. Así seguro que consigues captar y mantener tu atención, pero lo único que consigues es proporcionales entretenimiento para pasar la noche. Cuando llegue el momento de cerrar “Muchas gracias por todo y buenas noches”, otra vez vuelves a casa solo. Pierde esa necesidad de entretener, huye de ella como de la peste.

Todos estos filtros de inseguridad de los que hemos hablado, son los ejemplos más comunes en la vida real de la seducción y las relaciones, no pienses tampoco en la lista como un catálogo exclusivo. Tómate un tiempo y pregúntate a ti mismo cuál de todos estos filtros es en el que más puedes caer. Una vez que lo identifiques, pon lo mejor de ti para eliminarlo por completo de tu vida.

Basta uno solo de éstos filtros para echar a perder tu estado interno por completo. Tu estado interno es básico primero para tu autoestima, confianza y seguridad en ti mismo, y juega el papel más importante en el éxito o fracaso de tu juego.

¿Quieres saber qué es lo mejor de todo? Que esto es sólo el principio.

Visita ahora nuestra Web para aprender más y obtener más información sobre nuestros TALLERES INDIVIDUALIZADOS R.S.D.

Mucho más detalles en The Jeffy Show

Gracias por leer nuestra newsletter. Hasta la próxima...

Sinceramente

Jeffy, Formador Ejecutivo
REAL SOCIAL DYNAMICS

Copyright 2002-2008 Real Social Dynamics Inc. Todos los derechos reservados.Real Social Dynamics es una marca registrada de la Real Social Dynamics Inc. Usted muestra acuerdo con la totalidad de los contenidos expuestos, mediante la aceptación y la lectura de estas condiciones: Usted entiende que se trata de una exposición de opiniones y no asesoramiento profesional. Sólo debe utilizarse para fines de entretenimiento personal y privado. Usted es el único responsable del uso de las ideas, conceptos y contenidos que Real Social Dynamics Inc. le expone y su aplicación. Si es menor de edad, por favor absténgase de leer esta documentación, dándose de baja del servicio de newsletter en el link correspondiente darse de baja.

Real Social Dynamics, Inc. 8491 West Sunset Boulevard, #452, West Hollywood, CA 90069, USA.


La presente adaptación al castellano del texto original de Real Social Dynamics Inc. no reporta beneficio, vínculo empresarial o lucro económico alguno a PERSONALIDAD & RELACIONES de forma directa o indirecta, siendo la adaptación respetuosa con los derechos de autor, autoría, origen y siempre respetando los enlaces de índole comercial originales de Real Social Dynamics Inc. correspondientes a los fragmentos traducidos y adaptados.

Publicar un comentario en la entrada