LA IDENTIDAD DEL SEDUCTOR, por JEFFY de REAL SOCIAL DYNAMICS

Imagen cedida por Enrique
--
Ahora estoy relajado en casa, en el porche, mirando como los gatos se persiguen unos a otros por el jardín. Es otro buen día en San Francisco, y parece que no tiene nada que ver, pero mientras bebo una Corona, me he puesto a reflexionar sobre estos últimos años. Volar por todo el mundo mientras seducía mujeres… Se rompieron los parabrisas y las llantas: Tríos, tríos y… ¡más tríos! Y pensar que hace tres años yo era sólo un don nadie, al igual que la mayoría de los chicos de por ahí.

Es ridículo, si se piensa en ello, cómo en el lapso de unos pocos años, he cambiado completamente mi identidad, desde ser un perdedor con poca o ninguna habilidad en ligar con chicas... A la de un perdedor con mucha habilidad para ligar con chicas. ¡Jajajá… era broma! Ya sabes que soy un campeón. Todo esto me ha llevado a pensar (soy capaz de pensar, si… ¿Sorprendente?) sobre el concepto de IDENTIDAD y la forma en que es crucial para tu éxito en este juego.

Por ponerte un ejemplo de lo que quiero decir, permíteme describir algo que experimenté cuando empecé a instruir en los talleres de R.S.D. Después de haber completado sesiones de agotador entrenamiento, para convertirme en un Formador Ejecutivo, empecé a organizar mis propios seminarios aquí en San Francisco. Lo cierto es que no tardé mucho tiempo en cogerle gusto al papel de "gurú de la seducción", para que me entiendas. Fue entonces, cuando empecé a notar un extraño fenómeno.

Llevo una cuenta minuciosa de todas mis aventuras, porque a pesar de todo, sigo pensando que el amor es algo mágico y especial y quiero recordar a todas las mujeres con las que he compartido buenos momentos, incluso cuando el número ya va por cientos y cientos. Un día cuando buscaba mi cuaderno de puntuación, me di cuenta de que desde que he empezado a salir con mis alumnos, había quedado establecido exclusivamente el puntuar, me explico: Antes salía de copas con mis amigos en mi tiempo libre, y ocasionalmente, de vez en cuando conseguía algún número de teléfono sin ponerle mucho esfuerzo…

En los talleres con mis alumnos parece que de repente tengo un cohete en el culo. Estoy de pie en medio del club gritando "¡Menuda voy a liar aquí!". Estoy constantemente actuando para las personas que están a mi alrededor, estoy desperdiciando noche tras noche a "mi propio Jeffy". Es algo ridículo. Hasta llegar al punto, en el que no me cabía en la cabeza poder ligar con chicas o conseguir números de teléfono, en un lugar que no fuese un taller con alumnos.

Absurdo, lo sé. Pero como ya he pensado en ello algo más, ha empezado a tener sentido. Esto está directamente relacionado con el concepto de IDENTIDAD. Lo que ocurrió fue esto: cuando yo estaba en "mi tiempo libre” con mis amigos, yo era simplemente yo, Jeffy, un chico con algunas buenas cualidades para ligar, pero que no tenía la presión que tengo ahora para hacer cualquier cosa, excepto tomarme copas y salir con mis amigos de confianza.

Imagen cedida por Enrique

Puedo decir que esta formación ha cambiado mi identidad convirtiéndome en un gurú del ligue, un auténtico monstruo cuya palabra es recibida como el evangelio para los estudiantes. Me he convertido en un chico que debe salir a ligar chicas de forma demencial. Apunta esto: Nunca pretendo que uno solo de mis estudiantes deba tomar todo lo que yo digo como una verdad absoluta. Si cada uno de ellos tomara como verdad absoluta cada palabra que sale de mi boca, seríamos todos formadores ejecutivos de R.S.D. A pesar de ser muy buenos todos ellos en lo que hacen, cada uno tiene su carisma y su individualidad. No se trata de reproducir copias mías una tras otra. Nos dedicamos a enseñar lo que funciona para nosotros, y que los estudiantes tomen lo que les guste, y lo que no, lo desechen.

Recuerda el viejo dicho: "Si sigues a los que buscan la verdad, llegarás antes que los que afirman haberla encontrado". De todos modos, con esa nueva identidad de gurú, bien posicionado, por supuesto, es inevitable que desee alcanzar el éxito. Desde esta realidad, he invertido todas mis fuerzas en conseguirlo y que mi fama trabaje para mi. Ahora, incluso cuando no estoy en una formación, aprovecho mi identidad de gurú cuando salgo a ligar por mi cuenta.

Toda esta historia que te he contado, es para ilustrar exactamente todo lo poderosa que una identidad puede ser, y cómo puedes aprovecharte de ello, para impulsar tu propio juego. Tu identidad y tu comportamiento influyen mutuamente una en la otra y viceversa. En cierto modo, como lo de "¿Qué fue primero? ¿la gallina o el huevo?". Mirando hacia atrás en mi propia experiencia, cuando empecé este viaje, empecé a concebirme a mí mismo como un seductor, antes incluso de que tuviera habilidades sociales reales, adopté esa nueva identidad cuando empecé en esto. De hecho, mi primer año aquí, lo invertí prácticamente en engendrar esa nueva identidad de seductor.

Entonces, ¿qué es exactamente tu identidad? Tu identidad es el conjunto formado por: tus creencias, tus valores, objetivos, etc. Pregúntate esto: ¿en qué crees? ¿qué te gusta? ¿qué te desagrada? ¿qué es lo que puedes tolerar en los demás? ¿qué le pides a la vida? ¿qué es lo que mereces?

Si puedes responder a estas preguntas de inmediato y con convicción, entonces te diré que tienes una fuerte identidad. Sin embargo, si esa identidad está cargada con resultados negativos, con auto-limitación de las creencias, o crees ya con antelación que estás destinado al fracaso, una y otra vez… dime ¿cómo voy a poder ayudarte a transformar tu identidad de la de un perdedor a la de un campeón?

Imagen cedida por Enrique

Para mi desde luego no fue fácil. Voy a decirte una cosa, desde luego no lo vas a conseguir sentado frente al espejo recitando patrones, creencias y auto-afirmaciones, haciendo sólo ese ejercicio no vas a solucionar nada, ni mucho menos. Lo más aproximado al éxito que haya llegado a mis oídos, de alguien que haya podido progresar en este sentido de afirmación de creencias, es un audio en el que se recoge lo siguiente:

1. Pasar a través de este mundo sin excusas.
2. No pido disculpas por mis necesidades como hombre.
3. Hay mujeres a cientos y a miles, no necesito a ninguna mujer en particular.
4. El rechazo es algo bueno, ya que me hace aprender algo nuevo cada vez.
5. Compórtate de forma genuina, aunque tus emociones te intenten engañar.

Grandes creencias, seguro, pero el hecho es, que estas "notas" sólo me encaminaron hacia dirección correcta. Podría ponerme a diario frente al espejo de mi cuarto de baño y recitar esta lista de creencias repetidamente sin hacer una sola cosa concreta por mejorarme como persona y como hombre. Para aprender he tenido que salir y comenzar a practicar, para poder hacer realidad todas esas afirmaciones.

Empecé a ir a los clubes varias veces por semana, con mi nuevo personaje (llamésmole así antes de decir identidad, no se llega de un día para otro) firmemente implantado en mi cabeza. Por supuesto, al principio, no era muy congruente con esta nueva identidad, pero con el tiempo empecé a fijar en mi mismo, todas las cualidades del seductor y a materializarlas en una vida real, siendo un jugador. Al igual que empecé a ir a los clubes, que mi formador utilizaba para violentarme, empecé a seguir los pasos de un jugador, empecé a actuar como uno. Con el tiempo, después de haber estado practicando día a día continuamente, me he dado cuenta de quien soy ahora.

Si te fijas desde ahora mismo en tu mente el ideal al que quieres llegar, y con dedicación, voluntad y esfuerzo comienzas a materializar con actos concretos en función de comportarte como la imagen de quien quieres ser, también puedes transformar tu identidad, pasando de la limitación a un crecimiento en potencia de ti mismo. En otras palabras: es falso aquello de "necesitas ser para empezar a hacer". Una vez que empiezas a hacer, te convertirás poco a poco en lo que quieres ser, no se empienza siendo alguien interesante de forma automática simplemente con imaginarlo o visualizarlo.

¿Alguna vez te has apuntado a un gimnasio o a clases de baile? En la primera clase, vas a ver siempre a todos más avanzados que tú, y esto quizás te intimide. Hay muchos que abandonan en las primeras clases porque creen que es mucho nivel para ellos y prefieren seguir en su zona de confort para no sentirse incómodos consigo mismos. Se mueven de es amanera, porque antes han tenido que esforzarse, haciendo cosas que no podían hacer a menos que su vida hubiera dependido de ello. Pero con el tiempo, su habilidad ha mejorado, hasta que han logrado convertirse en bailarines, culturistas o deportistas.

Esto significa que esas personas han sabido salir de su zona de confort, de forma progresiva, forzándose a si mismos a salir de lo que es habitual para ellos para poder mejorar y desarrollarse. LA SECUENCIA DE APRENDIDAJE DEL SEDUCTOR SOCIAL bien puede ser algo así:

1. Aprender a mantener el contacto visual sin apartar la mirada.
2. Perder el miedo a abordar gente desconocida, por ejemplo, al saludar a personas al azar.
3. Iniciar y provocar conversaciones breves.
4. Ser más asertivo, no mostrarse reactivo ante el rechazo o el éxito.
5. Introducir elementos de flirteo mediante el humor, el doble sentido y la ambigüedad, para encaminar la interacción a la seducción
6. Emplear otras formas de expresión verbal y no verbal distintas a las habituales hasta hacerlas propias
7. Aumentar el espacio vital propio con el lenguaje corporal, y por lo tanto, el social por extensión.
8. Interactuar físicamente, iniciar el contacto físico gradualmente.
9. Escalar y avanzar con el tacto.
10. Aprender a controlar y marcar el ritmo de la conversación una vez la has iniciado.
11. Sentirse cómodo siendo el centro de atención.
12. Ir a lugares nuevos y distintos cada vez.
13. Renovar el vestuario más de lo que estás acostumbrado.
14. Romper el hielo a la hora de relacionarte.
15. Avanzar y escalar en la interacción hasta el final.

Lo cierto es, que la mayoría de los chicos creen que un seductor, jugador o como lo quieras llamar, es algo que "hacer". Esto es incorrecto. Es algo que tú eres, no algo que tu haces. Una vez que empiezas a actuar como un seductor, tu comportamiento acompañará naturalmente y como consecuencia, irás creyendo cada vez más en ello. Por otra parte, creo que a veces la gente puede tomar el concepto de identidad, por los extremos no saludables. Al igual que en el ejemplo que te he dado más arriba, donde llegué a estar tan identificado con la identidad de "gurú", que no me veía capaz de ligar con chicas fuera de ese contexto.

Imagen cedida por Enrique

Es verdad que para tener éxito en esta área, se necesita una fuerte identidad. Pero ten cuidado de que tu identidad, no se convierta única y exclusivamente en la de seductor o ligón de discoteca, no debe llegar al extremo de polarizar tu personalidad. Ser seductor es una parte de tu identidad pero no un todo. Has de saber que el éxito no está en ser seductor, si no en ser plenamente congruente, aceptando y siendo consecuente con todas tus facetas; la seducción es solo una de ellas. Si has entendido bien esto, si has sabido captarlo, entonces aprender a transmitir esta identidad completa a las mujeres, es lo que te traerá el éxito.

Recuerda: Tu juego es la expresión de tu estado interno, esta es la clave de todo. Con esto en mente, te aconsejo que empieces a involucrarte y a interesarte por otras áreas de interés: arte, cultura, deporte, lectura, literatura, psicología… Algo que te atrape y que te enriquezca, a fin de cuentas cosas interesantes para hacer de ti desde el núcleo una persona más interesante.

Metido todo el día en casa de tus padres, sin un puesto de trabajo y jugando al Warcraft en red a todas horas, nada de esto hará que te vuelvas más atractivo o una persona más interesante. Todo esto hará de ti un perdedor. Piensa en todo aquello que siempre has querido hacer, que sería genial, pero que nunca has encontrado el momento para hacerlo: quizás ahora es el momento.

Porque en última instancia, si no haces nada interesante, no hay ninguna manera de transformar por arte de magia tu identidad y llegar a ser la persona impresionante, positiva y deseable en la que quieres convertirte. Tienes que empezar a hacer cosas interesantes. Alguien que es interesante, hace cosas interesantes.

Jeffy

No pierdas más el tiempo. Inscríbete para obtener su Taller Individualizado HOY. Puedes consultar toda la información acerca de los talleres y seminarios de Real Social Dynamics haciendo clic aquí:

REAL SOCIAL DYNAMICS BOOTCAMPS

Copyright 2002-2008 Real Social Dynamics Inc. Todos los derechos reservados.Real Social Dynamics es una marca registrada de la Real Social Dynamics Inc. Usted muestra acuerdo con la totalidad de los contenidos expuestos, mediante la aceptación y la lectura de estas condiciones: Usted entiende que se trata de una exposición de opiniones y no asesoramiento profesional. Sólo debe utilizarse para fines de entretenimiento personal y privado. Usted es el único responsable del uso de las ideas, conceptos y contenidos que Real Social Dynamics Inc. le expone y su aplicación. Si es menor de edad, por favor absténgase de leer esta documentación, dándose de baja del servicio de newsletter en el link correspondiente darse de baja.

Real Social Dynamics, Inc. 8491 West Sunset Boulevard, #452, West Hollywood, CA 90069, USA

La presente adaptación al castellano del texto original de Real Social Dynamics Inc. no reporta beneficio, vínculo empresarial o lucro económico alguno a PERSONALIDAD & RELACIONES de forma directa o indirecta, siendo la adaptación respetuosa con los derechos de autor, autoría, origen y siempre respetando los enlaces de índole comercial originales de Real Social Dynamics Inc. correspondientes a los fragmentos traducidos y adaptados.

Publicar un comentario en la entrada