¡A LA MIERDA LA IGUALDAD EN POLITICA Y EN LOS MEDIOS!

deviantART
--
Hace un par de semanas había quedado con unos amigos en la madrileña plaza de Chueca, lugar predilecto por mí para empezar la marcha de la noche. Es una zona que me encanta porque siempre hay un ambiente especial que solo se puede ver allí. Lo que caracteriza al menos en apariencia a este barrio y que tanto me gusta es la TOLERANCIA, dentro de poco entenderéis porque digo que sólo en apariencia. Mientras esperaba, a mi lado había una pareja hombre-mujer hablando de sus cosas en la boca del metro.

De repente apareció un individuo de sexo femenino, bastante más masculino que yo, con voz grave reivindicadora de pancarta, pandereta y manifestación gratuita, portando unos panfletos y abordando única y exclusivamente a las mujeres que por allí se encontraban. Lo cierto es que la individua, a la que solo podría calificar de mujer por su hipotético cromosoma XX simétrico, se metió entre esta pareja, sacó al hombre de la conversación, le dio la espalda con un empujón y poniendo el codo, haciendo alarde de su mala educación, gamberrismo y marcando territorio… Vamos, esto no lo he hecho yo, ni en mis peores épocas de gamberro mandril adolescente botellonero rompedor de litronas.

A esta individua, solo le faltó orinar en una esquina y escupir al suelo, levantar los brazos y pegar a alguien con un hueso al más puro estilo Neanderthal. El hombre por educación y por no soltarle un soplamocos a la susodicha, se apartó unos centímetros, resoplando y dirigiendo la mirada primero a mí que estaba al lado, para después cruzarse de brazos hasta que el esperpento terminara de comerle el coco a su pareja. Se trataba de convocar una manifestación apoyada por la Federación Socialista Madrileña, Izquierda Unida y dos colectivos de lesbianas asociados a ambas formaciones, cuyo nombre sonaba a castración nada más ser pronunciado. La manifestación era en apoyo de una modificación en los plazos de la Ley del Aborto, que ahora mismo está promoviendo el Gobierno de la Nación y, modificaciones en la Ley de Violencia de Género.

La mujer, le dijo que ella no estaba a favor del aborto y el esperpento, en vez de irse, empezó a esputar argumentos categóricos en plan “Como mujer debes apoyarnos, esto es cosa de mujeres nada más, es nuestro problema. Nosotras parimos y nosotras decidimos. No necesitamos hombres en nuestras vidas para ser madres. Los hombres ya han hecho demasiado daño a la mujer”. La mujer le volvió a responder que no estaba interesada, pero la otra parecía que se lo había tomado como algo personal y se fue gruñendo y emitiendo sonidos guturales.

Lo peor, a parte del mal trago que pasó la mujer, que nada más irse “lo otro” besó a su pareja, es que en España, LA GENTE REALMENTE NO SABE LO QUE VOTA. Dudo mucho que todos nos tomemos las molestia de leer en profundidad los programas electorales de los partidos políticos, si esto fuera sí os aseguro que el 30% de los votantes, votaría en blanco. Jamás recomendaré a nadie que no vaya a votar ¡ojo! Seas del partido político que seas: de izquierdas, de derechas o multicolor. Para que me entendáis mejor, hay cosas que jamás tragaré aunque me las pinten con la camisa del equipo de fútbol al que sigo, y si tengo que votar en blanco… Es algo que ya he hecho antes. Un voto en blanco es una buena respuesta ante la incompetencia política mientras ejercemos nuestros derechos.

La imagen que están dando ahora mismo en los medios, en la política especialmente en los partidos de izquierda con estafas como El Ministerio de Igualdad, La Consejería de Empleo y Mujer y organismos y fundaciones de aparente protección de derechos para la mujer, como pueden ser La Asamblea Feminista de Madrid, es seguir colocando una vez tras otra a la mujer como débil, minoría social o víctima de partida desde el mismo momento en el que nace.
----
deviantART
--
A ver si poniéndolo en mayúsculas se entiende mejor: LA MUJER ES EL 50% DE LA SOCIEDAD, NO ES UNA MINORÍA SOCIAL, NO ES UN SECTOR MINORITARIO QUE NECESITA QUE LO DEFIENDAN. Para que entendáis la diferencia, un sector minoritario son las personas que padecen Síndrome de Down, o las personas que padecen Enfermedades Raras (la denominación es adecuada y así está recogida e la legislación vigente), o las víctimas de maltrato o violencia de género, o los afectados por la colza, o Las Víctimas del Terrorismo, o los parados por la Minería en Asturias. Estos últimos son sectores que sí precisan una ATENCIÓN Y PROTECCIÓN ESPECIAL.

Pero ni todas las mujeres son mujeres maltratadas, ni por decir “Vascas y Vascos” por ese orden, como hace el Lehendakari Ibarretxe, se va conseguir que haya una verdadera y real igualdad de derechos en el País Vasco. Es precisamente la división que se crea en los medios, la acentuación de la palabra MUJER como algo a parte, distinto, raro, débil y diferente que necesita de protección y reivindicación continuada, es la que hace que los derechos reales de la mujer no sean los que deberían ser en la vida real, en la familia, en la calle y en el trabajo.

En definitiva así lo único que se consigue es que sigamos viendo a la mujer como “la pobre débil en nuestra sociedad” empezando precisamente por las que están más cerca de nosotros, nuestras amadas madres, hermanas, esposas, novias y amigas. Dicen que el papel lo aguanta todo, pero la realidad es que si la mujer sigue discriminada a día de hoy, es porque constantemente se nos está metiendo en la cabeza que la mujer parte como víctima con esta continua DISCRIMINACIÓN POSITIVA que no hace más que encarcelarla en una jaula de debilidad social.

¿Dónde hay que efectuar los cambios? ¿Dónde está la raíz del problema? EN LA EDUCACIÓN QUE RECIBIMOS DESDE LA NIÑEZ Y EN LA IMAGEN EN ORIGEN DE NUESTRA BLANDA CONCIENCIA DE NIÑOS DE LO QUE ES UNA MUJER. En el momento que una madre o un padre, o una profesora en el colegio, inculca valores en sus hijos o alumnos de “protección a la mujer”, le está grabando en el cerebro para toda su vida que la mujer es débil, que la mujer es víctima y que la mujer estará necesitada de todo tipo de ayudas durante el resto de su vida, que jamás podrá ser independiente y que nunca podrá hacer nada sola: ¡ESTO ES MENTIRA!
--
Aquí quiero hacer un inciso en cuanto a la brillante gestión de las ayudas a las familias, hablo de otra de las luces que ha tenido el gobierno actual: la famosa subvención de los 2.500 € por niño... La verdad es que es algo que me parece bien, todo lo que sean ayudas para la familia. Lo que yo no sabía y me he enterado por un conocido que acaba de tener un hijo con una mujer venezolana es lo siguiente: Si una mujer española, tiene un hijo con un extranjero NO RESIDENTE recibe la subvención de los 2.500 € y "todos contentos". Pero si por el contrario, un hombre español tiene un hijo con una extranjera NO RESIDENTE EN LOS DOS AÑOS PREVIOS, NO TIENE DERECHO A LA SUBVENCIÓN. ¿Esto es igualdad en política? ¿Qué condiciones son estas? ¿Este modelo de familia tiene menos gastos acaso que una pareja formada por hombre y mujer españoles? ¿No es este gobierno tan socialista y tan progresista?
--
Si la Sra. Ministra de Igualdad Bibiana Aído Almagro, se entretiene solo en re-editar textos para que se tarden en leer el doble, cuando ya todos sabemos lo que quieren decir, abriendo fundaciones pro-mujer en las que cualquier hombre de la calle no puede acceder, y preocupándose única y exclusivamente por la paridad en las listas electorales y en los puestos de gobierno para asegurarse la presencia de su incompetencia, es que realmente no tiene otra cosa mejor que hacer. Así que Sra. Ministra, siga Vd. contribuyendo a que la mujer siga siendo tratada como una minoría y a seguir promocionado la igualdad y equidad entre hombres y mujeres. Creo que a este paso, jamás veremos ese ministerio ocupado por un hombre, por un Ministro de Igualdad ¿Por qué no?... Porque no interesa que se aplique el sentido común para hacer esta gestión.
--

deviantART

Si ya desde niña la mujer se concibe así misma como una víctima, como alguien que precisa protección, después en la madurez será muy difícil que sepa despegarse de esa lacra, porque precisamente por eso, toda la sociedad la tratará como una víctima porque ella, será la primera en verse así misma como tal y esperará que la traten como tal. Pues PRECISAMENTE ESTA ES LA PERFECTA CUNA DEL MALTRATO del que tanto se habla y el que tanto las hace sufrir a ellas y a sus familias.

En el momento que un hombre se ve con derecho a guardar, proteger o a decidir por una mujer, como consecuencia de los errores o traumas que haya podido recibir desde la niñez en su educación, es cuando se planta la semilla de la violencia. ¿Cuál es el problema? El problema es que este hombre jamás ha visto a una mujer como igual o semejante a él, y por eso se cree con el derecho a controlar su vida y movimientos.

Si a todo esto, le añadimos el odio irracional al “macho” que se oculta tras toda esa fachada tan políticamente correcta, que no hace más que engendrar más diferencias y exclusividades entre sexos, seguiremos agravando estas diferencias. La clave desde luego está en los niños que todavía tienen una conciencia por formar y en sus padres y educadores… No desde luego en pancartas y en lemas vacíos reivindicatorios de ansias por poseer un pene imaginario.

Ahí queda eso.


Arcángel.
Publicar un comentario en la entrada