EL EXITO DE ANTONIO CATALAN

Antonio Catalán, es un claro emprendedor con éxito, con una amplia trayectoria profesional. Sus comienzos se remontan a un pequeño hotel en Pamplona, habiendo antes trabajado en la gasolinera de su padre ayudándole al mantenimiento del pequeño hotel que allí se alojaba. Su primer gran pequeño hotel sacado a base de créditos y mucho esfuerzo personal, desembocó en la creación de la cadena hotelera NH y en su último proyecto fundado en el año 2000: la cadena de hoteles AC.
--
Antonio Catalán nació en Corella (Navarra) y desde muy pequeño “bebió” del carácter emprendedor de su familia, aprendiendo del negocio de su padre, dueño de una gasolinera. Se licenció años después en Empresariales por la Universidad Pública de Navarra, con unos resultados que no sobresalieron de la media de la clase (él se ha definido como “un estudiante normalito”), aunque sabía perfectamente que tenía que explotar su lado empresarial.

“Desde pequeño sabía que tenía que montar mi propio negocio. Cuando monté mi primer hotel lo único que quería era independizarme”, argumenta.Abrió su primer hotel con 29 años en Pamplona, el Hotel Ciudad de Pamplona, convenciendo a la gente más cercana a él que con 3 millones de pesetas (18.000 euros de hoy) podía montar un hotel, que finalmente se disparó a 90, pero que paradójicamente en 24 meses se consiguió pagar. Este proyecto fue el comienzo de la famosa cadena hotelera NH Hoteles (Navarra Hoteles).

1982 fue otra fecha señalada para este empresario que defiende que “un hotel es 90% humano (por la importancia de sus empleados)”, y se jacta de haber trabajado tan sólo en dos empresas en su andadura como empresario. Durante ese año abrió en Barcelona su segundo hotel que posteriormente se elevó hasta las 16 unidades, e impulsó la expansión de la compañía hasta convertirla en la mayor cadena de hoteles urbanos de España del momento.

Vende NH y funda AC Antonio Catalán le llegó el momento de vender en 1997 su parte accionarial de la cadena NH porque lo que a él le gustaba de ser empresario era la parte financiera, es decir, la gestión del negocio. Reconoce asimismo que esta experiencia le reportó la gratitud de “haber hecho un master de 20 años”.Era el momento de plantearse una iniciativa distinta a la anterior. Catalán quería un concepto de hotel de lujo, porque era consciente de que si luego sacaba a la luz productos de menor categoría, sería mucho más fácil así que a la inversa. “Tenía claro desde el principio que quería ser un Audi”, señala.

Así, un proyecto que nació con dos hoteles heredados de NH es hoy una realidad de 98 AC Hoteles (74 operativos), 14 de ellos en Italia y 2 en Portugal. Sus principales accionistas son Antonio Catalán (61%), Santander (14,1%), la familia Cosmen (4,1%), Michel Méndez Pozo (5%) y Santiago Oller (5%).Este padre de seis hijos dice no atreverse a decantarse por ninguno de sus descendientes para conducir la cadena. “Creo que es muy difícil que un hijo mío pueda mandar sobre otro”, aunque la incorporación de tres de sus hijos a la cadena parece ser la clave para la continuidad de la compañía en el futuro.

Premio Emprendedor del año 2005. El presidente y fundador de la cadena AC Hoteles ha obtenido el Premio Emprendedor del Año 2005, un galardón instituido por Ernset & Young, en colaboración con IESE y Vocento, en su décima edición de premios entregados en esta ocasión en el Casino de Madrid. Antonio Catalán agradeció el trabajo de la familia AC, “tres mil personas sin cuya labor yo no estaría aquí”, admitió al recoger el galardón. Además, su larga trayectoria como empresario hostelero le permitió dar forma a una empresa merecedora, por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, del galardón P.P.F. a la Excelencia Empresarial como Empresa Turística.

Ante la pregunta de si le ha sido difícil llegar a ser el dueño de la segunda cadena hotelera más valorada en España, únicamente por debajo de Meliá, el responde "Sólo he tenido dos empleos en mi vida: presidente de NH y presidente de AC... Lo que es realmente difícil es poner ladrillo tras ladrillo". Afirma también que la clave de su éxito está en saber cuales son las necesidades del cliente adaptadas a cada periodo, ofrecer un precio competitivo y por encima de cualquier otra cosa, su personal y capital humano del que presume constantemente allá donde va.


Adaptado por Arcángel para PERSONALIDAD & RELACIONES. Puedes encontrar el contenido original en www.tormo.com
Publicar un comentario en la entrada