PUTAS, SEXO RESPONSABLE Y EL POR QUE DE LA PROSTITUICION, por STEEL

Arcángel el otro día me picó con el tema, y la verdad es que empecé a escribir sobre el por qué de la prostitución. Cuando iba a la mitad, me di cuenta de que el concepto de lo que es la prostitución ha cambiado tanto, que realmente lo primero que tendría que hacer es definirla.

Por un lado es fácil, put@ es aquel que vende favores sexuales por dinero, y por otro lado, la palabra en genero femenino, esto es puta, también la utilizamos de forma despectiva para definir a una mujer que se acuesta con muchos, aunque sea sin cobrar por ello. En cuanto a la misma palabra en genero masculino, en países como Argentina o Uruguay se refieren con la misma a los homosexuales.

Mucho ha cambiado la vida desde la Edad Media, donde a “irse de putas” se le llamaba “ir de picos pardos”, porque obligaban a las meretrices a llevar picos en la bocamanga y el vestido debería ser marrón, esto es pardo. Así era fácil reconocer a una prostituta, el vestido la delataba. A este tipo de vida se veían abocadas muchas mujeres de pobre cuna, o viudas sin recursos con hijos, o aquellas que habían sido vendidas por sus propios padres. En ese tiempo prostituta era sinónimo de pobre, y en muchos casos de maltrato y enfermedad. Muchas de ellas, ni siquiera relacionaban el acto sexual con el embarazo o con las enfermedades de transmisión sexual, que inevitablemente acababan padeciendo y que las llevaban a la tumba.

A los que nos ha tocado vivir en una época como la nuestra, en la que todo se consume y lo más deprisa posible para poder consumir algo distinto, donde ser virgen a los 20 se considera algo raro, casi una enfermedad y donde gracias a los antibióticos se curan gran parte de las enfermedades venéreas. Los más ingenuos piensan que un condón es algo infalible para no tener embarazos no deseados y no pillar ninguna enfermedad, la prostitución debería haber desaparecido hace mucho tiempo. Ahora os explico el por qué de esta afirmación.

La indumentaria ya no sirve para distinguir a las prostitutas. Recuerdo un día a la salida del Museo Reina Sofía, pase por la puerta de la discoteca Kapital, no serían mas de las 8 o 9 de la tarde, y quedé perpleja había un montón de niñas de no más de 14 años, no se si decir que iban medio desnudas o medio vestidas, unos escotes hasta el ombligo la espalda al aire, y una falda tan corta que al caminar se las veía los cachetes del trasero, pintadas como monas, tan pintadas y tan mal que estaban mucho mas feas sin duda de lo que estarían al natural. Ese día caminaba con un amigo de otro país que pensó que eran putas, y quedó horrorizado de que se permitiera la prostitución a niñas. Le comenté que no eran prostitutas, es decir, que no vendían su cuerpo por dinero. Mi amigo me dijo: “Perdona, pero con esas pintas quizás no sean profesionales, pero aficionadas seguro”.

Lo pensé y la verdad, creo que estoy a favor de las profesionales. Creo que si hacen un buen trabajo, lo normal es que cobren por él, el intrusismo profesional me parece fatal. Desde ese día cuando veo a cualquier niña vestida como una profesional, me pregunto en que andan sus padres y el por qué permiten a sus hijas salir así de sus casas, cuando esas niñas aún deberían estar jugando a la Nintendo, a las muñecas o a lo que jueguen las niñas hoy en día… Si es que saben lo que es jugar. O bien, será que ellos mismos adiestran a sus hijas para que emprendan una “prometedora carrera de puta”.
--

En un país donde hay padres que alientan a sus hijos a que vayan a programas como Gran Hermano, donde hay cámaras hasta en el cuarto de baño que te sacan cuando defecas (cagas), que sonríen cuando sus hij@s hacen “edredoning” (copulan) delante de las cámaras, ya no me extraña nada y menos que adiestren a sus hijas para que si no son capaces de hacer una formación profesional, una carrera, o a trabajar dignamente, se busquen la vida en el oficio mas antiguo del mundo.

En España, hemos pasado del si te acuestas con tu novio sin estar casada eres una puta, al si no te acuestan con todos eres un bicho raro. Es un país que oscilamos como un péndulo, somos extremistas por naturaleza. En un país como este, donde se fuerza a la gente joven y a los niños a consumir sexo como quien consume un refresco, se debería dar una buena educación sexual y a mi parecer, el primer lugar donde se debería impartir esta materia, es en las casas por parte de los padres.

Pues no, no importa que tu hija se cueste con cualquiera, siempre que tú no te enteres. Resulta sobrecogedor algunas de las convicciones que tienen algunos jóvenes sobre el sexo. Para muestra un botón:

- Si lo haces de pié no te quedas embarazada (mentira y gorda, te puedes quedar embarazada igual, por si alguien lo dudaba a día de hoy).

- La primera vez o por una vez que lo hagas, no te quedas embarazada (nuevamente mentira, te puedes quedar embarazada igual).

- Si usas condón, ni te quedas embarazada, ni pillas ninguna enfermedad de transmisión sexual (mentira, los condones como cualquier método anticonceptivo pueden fallar y si te puedes quedar embarazada, también puedes pillar el SIDA).

- El sexo oral no es peligroso (más mentiras, con el sexo oral puedes pillar un montón de enfermedades venéreas, entre otras el SIDA).

- Si lo haces cuando tienes la regla, no necesitas usar condón porque no te puedes quedar embarazada (mentira a medias, no te quedas embarazada, pero tienes muchas mas posibilidades de pillar el SIDA o cualquier otra enfermedad venérea).

- Si tiene buen aspecto, no puede estar enfermo (mentira y gorda, puede tener buen aspecto y estar contagiado de sífilis, hepatitis, gonorrea, SIDA y un largo etc.).

Si leíste esto y te reíste pensando que “es de cajón… ¡que tontería!”. Te diré que la gran mayoría de los hombres que van a prostitutas y sobre todo a travestis, son casados y adivina… La gran mayoría exigen tener sexo, incluido el oral sin protección, porque con condón no tiene gracia. Esto si que es una tontería, que te puede producir al muerte a ti y a tu mujer. Lo mismo sirve para los gays, ya que los chaperos cuentan exactamente lo mismo de sus clientes, y para mas INRI casi todos los chaperos son seropositivos.

La naturaleza nos ha dotado de sexualidad y ha hecho que esta sea grata, con el fin de que nos reproduzcamos. Esto es así no solo en el ser humano, sino en todos los animales sexuados. Tengo amigos gays, diría que tengo bastantes amigos gays, y todos ellos te reconocen que les gustaría no serlo. Yo soy de las que pienso que la sexualidad no se elige, es decir, que o te gustan los hombres o te gustan las mujeres, otra cosa son los que pasados de vueltas por probar cosas distintas... Prueban cualquier cosa.

En mi caso, no elijo enamorarme de un hombre, simplemente no podría enamorarme de una mujer. Creo que los gays/lesbianas tienen algún fallo genético, que en algunos casos sumados a determinados estímulos ambientales dan como resultado que se sienten atraídos por gente de su mismo sexo. No quiero que se piense que los desprecio, los miro mal o algo así, pero a mi me parecen enfermos, de la misma forma que las piernas deben servir para andar o correr, y si tienes una mucho mas larga que otra o te falta una o las dos, y si no te sirven para andar consideramos que eres un enfermo o que estas cojo. Alguien que no se implica sentimentalmente con personas de un sexo distinto al suyo, que no puede tener prole de forma natural y sacarlos adelante, es un enfermo llámese gay, lesbiana, maricón o bollera. Últimamente veo muy poca televisión, el que todos los presentadores de programas de diversión e incluso alguno de informativos, sean gays, al principio me divertía, ahora me empieza a asquear. Pero bueno volvamos a la prostitución que se me va el hilo.

Es difícil saber si hay prostitutas porque hay demanda de sus servicios, o si un hábil marketing del producto incita a su consumo. Teniendo en cuenta que la mayor parte de los hombres que acuden a este tipo de servicios son casados, habría que entender que el sexo lo tienen cubierto en casa… O quizás no. En cuanto a que hace que una mujer se acueste con cualquiera por dinero, habría que partir de la base de que ya no sirve el viejo tópico de las pobres prostitutas, que se dedican al oficio mas viejo del mundo para dar de comer a sus hijos. En el primer mundo eso no es así y hace mucho tiempo que no es así.

En el primer mundo, el que quiere trabajar, trabaja. Eso sí, a veces el trabajo es duro y no se gana mucho. Pero en los países desarrollados, quien quiere puede salir adelante. Por lo tanto desde mi punto de vista, la prostitución existe porque existen las prostitutas y los prostitutos. Esto es, mujeres y hombres que venden sexo por dinero. No nos engañemos, hay tanto hombres como mujeres que se dedican a tan innoble oficio, no lo hacen por necesidad sino por dinero, por mucho dinero.

Prostitut@s no son solo los/las que están en la calle, las/los que se anuncian en los periódicos, sino las/los que para ascender en su puesto de trabajo se lo montan con el superior. Las que se enrollan con un político, que las repugna para conseguir un piso de protección oficial, un trabajo, unas vacaciones, o un largo etc.

Imagino que conoceréis un chiste bastante viejo, en el que se encuentran en la calle dos viejas amigas, una le pregunta a la otra por su hija, y esta comenta muy contenta: “Terminó la carrera y empezó a trabajar hace un mes en una multinacional como recepcionista, a los 3 días la habían ascendido a secretaria de dirección, y a la semana era directora de marketing… A las dos semanas le hicieron adjunta al director general, se ha comprado un piso, un coche, va a París a comprarse la ropa. Estoy encantada y ¿Tu hija que tal?”. La amiga la mira y le responde: “pues mi hija es tan puta como la tuya, pero con menos suerte”.

Atrás quedaron los tiempos en los que ser prostituta estaba muy mal visto, en que se las tachaba, se las apartaba de la sociedad como si fueran una lacra, incluso se las condenaba a muerte o se las marcaba a fuego. Hoy en día, es según muchos medios de comunicación un oficio muy digno y exactamente igual que otro cualquiera... ¡Alucinante! y digo esto porque irte a la cama con alguien que te repugna, debe de ser una cosa terrible, ya que sólo de imaginármelo, se me retuerce el estómago. Sin embargo, estas mujeres y estos hombres lo hacen, pero no lo hacen por ser buenos samaritanos, lo hacen por dinero. Es decir, estamos ante personas que harían cualquier cosa por dinero, que se respetan tan poco, que venden lo mas sagrado que tenemos todos, nuestro propio cuerpo. Si no se respetan a ellos mismo, no quieras que te respeten a ti.

Nosotros decidimos en que mundo queremos vivir, y con nuestros actos nos encaminamos a él.


Steel
-
Publicar un comentario en la entrada