EL SINDROME DEL SEPARAD@ I, por STEEL & ARCANGEL

Cuando la gente se separa, en general se encuentra sola, con la autoestima y la moral por los suelos, excepto si has sito tú, que ha dejado al otr@. La gran mayoría de las personas pasan por lo que se llama “el síndrome del separad@”, entran en una vorágine de conocer gente a tontas y locas, en un deseo de sentirse jóvenes, desead@s y querid@s. Otras veces, aunque sepas que tu pareja era un desastre, un o una inútil, en definitiva un mierda, no sabes porqué le echas de menos, da la impresión de que te falta algo y te lanzas a lo que sea para intentar cerrar ese agujero negro que te invade las entrañas.

Cuando esta situación ha pasado y estas estable, feliz contigo mism@, te parece imposible si miras atrás la salidas interminables, el soportar petard@s de todo tipo con tal de salir de tu casa, de sentirte acompañad@, no pensar y sobre todo no sufrir. Hemos visto ya a much@s de nuestros congéneres en esta situación, así que intentaremos dar unas instrucciones básicas para pasar el mal trago.

PRIMERO PARA ELLAS: Mírate al espejo, seguro que eres bonita, da igual la edad que tengas, seguro que hoy, ayer o antes de ayer, por la calle, en el metro, en el autobús, has visto como algún hombre te mira con deseo. Quédate con esa impresión, y no te preocupes de parecer mas joven, recuerda que una mujer de 40 nunca aparentará 30 vistiendo como una de 20. Esto mismo sirve para las de 30, ya que una de 30 nunca aparentará 18 vistiendo como una de 20, y por supuesto sirve y con mas razón para las que están en los 50.

Sácate partido, ve a una peluquería buena, acude a unos de esos cursos gratis de maquillaje Helena Rubistein, los da y muy buenos, te enseñarán a sacarte partido, y de momento no cambies tu vestuario, al menos que te acompañe una buenísima amiga, las conocidas, amigas/enemigas envidiosas, etc no sirven, para que te aconsejen. Recuerda se trata de sacarte partido, no que nadie se parta de risa viéndote por la calle.

PRIMERO PARA ELLOS: Ni se te ocurra montar el numerito de mirarte al espejo durante horas, si te han dejado desde luego no es por tu físico, afortunadamente eres hombre y tu autoestima no depende de que te miren o te dejen de mirar por la calle. Si te miras al espejo, que sea para afeitarte, peinarte y cepillarte los dientes. Ahora mismo estás triste y lo que menos necesitas es ver a alguien triste al otro lado del cristal. Lo que si te puede venir bien es hacer limpieza en casa, así que haz el favor de tirar al cubo de basura, cualquier objeto viviente o no viviente que te haya regalado ella, ya sea ropa, fotos, regalos, etc. Todos estos objetos son anclajes que te la recuerdan y eso no te hace bien. Eres la misma persona, con ella y sin ella, no te va a faltar de nada si te deshaces de todo ello, cuanto antes lo hagas mejor. Te puede costar más o menos, pero lo vas a ganar en libertad, esto es solo y exclusivamente para ti.

Si por algún casual, y solo digo casual, algún día volvéis a tener un encuentro privado (TE RECUERDO QUE HAY MÁS MUJERES EN EL MUNDO A PARTE DE AQUELLA QUE AHORA MISMO ES LA UNICA QUE NO QUIERE ESTAR CONTIGO) en tu casa de refilón, porque jamás te diré que lo busques intencionadamente, aunque ya sabemos todos que una ex es una ex, puede ser un autentico “puntazo”, ver la cara que pone cuando vea que en tu casa, de ella no queda ni la foto del DNI. Además si te subes a otra mujer a casa, no es bueno que vea la foto de tu ex con su sonrisa de “este hombre es mío y solo mío”, podría pensar que o bien tienes novia, o que eres un psicópata que colecciona fotos de ex novias, que estás obsesionado con tu ex y salga huyendo despavorida de tu piso. Lo de quemar las fotos queda muy cinematográfico, pero aparte de contaminar y dejar un mal olor, es más práctico que recicles, así la imagen de tu ex, podrá formar parte de algún brick de leche, periódico, cartón de embalaje, etc. Reciclar es bueno.


SEGUNDO PARA ELLAS: Deja de hablar de tu ex. Al principio es muy difícil lo se, pero cuanto mas hables de él, será peor para ti. No vale con decir que te sirve de desahogo, el desahogo no se debe prolongar mas de un mes, el primer mes puedes llorar lo que quieras, pero pon fecha límite, cuanto mas hables de él mas le recordarás, lo malo, lo bueno, lo regular, y si le recuerdas da igual que sea con odio, pena, rabia, no te estas permitiendo pasar página. Al principio esto es difícil, pero piensa un poco, ¿Para que quieres recordarle?, ¿Para que le vas a contar a todo el mundo lo miserable, asqueroso, rastrero que era? Al principio la gente te escuchará, luego hablaran de ti, y cada uno dará la versión que quiera, y por último será una plasta insufrible y excepto tu amiga del alma con vocación de Madre Teresa de Calcuta, el resto se apartarán.

Piensa que es normal que le eches de menos, al fin y al cabo si quitas un cuadro de tu casa seguro que le echas de menos también y los ojos se te van al hueco que ha dejado. Pues con los hombres pasa lo mismo, aunque sean como muebles se les echa de menos por el espacio que ya no ocupan. Ni se te ocurra volver a acostarte con él, te sentirás fatal, mucho peor que antes. Recuerda por qué se ha terminado tu relación, y que la cama no ha sido la solución ni la será.

SEGUNDO PARA ELLOS: Hay más temas de conversación aparte de lo que hacías con ella cuando estabais juntos, hazte un favor y cuando quedes con otra chica, no empieces a decirle cosas del estilo “Pues a mi ex le gustaba que…”. Incluso te diré que retires la palabra de tu vocabulario, déjasela a ella, que seguro le darán un uso más apropiado. Por cierto, el día del llanto, sollozo y súplica es el primero y el último en el que te van a aguantar tus amigos, no les martirices durante un mes, dos meses, etc. seguidos hablando de lo mismo. Cuanto más insistas en hablar, más vas remover y más te va a costar ponerte en pie. “La noche del sollozo” es aquella en la que llamas a tus amigos para pegarte la borrachera padre, una y nada más que una, a modo de “Bienvenida de Soltero”. Más borracheras es patológico, lo bueno es que vuelves a estar en le mercado y puedes permitirte hacer el ridículo y perder todos tus complejos durante un tiempo porque… Ahora puedes mirar en la dirección que quieras.

Otra cosa que quería decirte, aunque la eches mucho de menos, para evitar la tentación de llamarla CORTA TODA COMUNICACIÓN CON ELLA y con sus amigas, a menos que te vayas a acostar con alguna de ellas, entonces… ¡PERMISO CONCEDIDO! Te sorprenderá cuantas de sus amigas estarán dispuestas a consolarte, en especial si tu ex era la líder del grupo, la guapa, o la más popular. Ahora puedes hacerlo a cara descubierta, pero ¡ojo! Saca algo a cambio, NO DEBES SER ALTRUISTA EN ESTE MOMENTO, ni pensar en como esté ella, ni en que estará haciendo, ni nada de nada, ELLA NO ES NADA TUYO y ya no tiene nada que ver contigo. Tampoco vayas contando a sus amigas nada de lo que haces para informarla, ante algún encuentro “casual” con alguna de ellas. Si era quiere saber algo de ti, que te llame directamente… QUE NO LO HARÁ A MENOS QUE NECESITE TRANQUILIZAR SU CONCIENCIA, cosa que no tiene por qué ocurrir. Puedes estar seguro que para bien o para mal, sus amigas (con las que no te hayas acostado) le pondrán en copia de todo lo que hagas o digas en cuanto a ella.

Ya sabes como funciona esto, “el perro del hortelano que ni come ni deja comer”. Mientras estés pensando en llamarla, no vas a pensar en hacer otras cosas, así que suprímela del messenger, del correo electrónico y lo más difícil: borra su móvil aunque te lo sepas de memoria. Des esta forma si sientes la tentación, que la vas a tener, mientras re-tecleas su número te dará tiempo a pensar en no hacerlo.

Continúa en la segunda entrega.

Nosotros decidimos en que mundo queremos vivir, y con nuestros actos nos encaminamos a él.

Un fuerte abrazo.
--
Steel & Arcángel. Equipo P&R.
Publicar un comentario en la entrada