SE NOS VA LA FUERZA POR LA BOCA

Guste más o guste menos, seguro que más de uno se sentirá identificado con el título de este artículo, incluso a que en primera instancia no creas que es tu caso, dentro de esta Comunidad es un ejemplo frecuente, cuando parece que muchas veces el baremo de la valía como seductor, no digo ya como hombre está en los objetivos que uno se marca y en la puntuación que se pretende obtener. También hay a quien se le va la fuerza por el teclado, pero eso ya no es materia de Seducción.

Parece que muchas veces la valía masculina, o mejor dicho, lo que nos proponemos en esta Comunidad como valía masculina está más enfocado de cara a la galería que con nuestra propia felicidad como personas. Cuando alguien publica que ha hecho un trío, o bien que ha querido o pretendido seducir a una mujer muy atractiva, o que se ha acostado con ella en la primera noche, o en la primera cita, o que le ha sacado un beso a la primera “porque ha tenido un comportamiento muy alfa y ha proyectado mucho valor”, la primera pregunta que me hago es ¿A donde va todo esto?

Quiero decir que me parece estupendo que haya compañeros de Comunidad que las cosas les salgan así de bien, si es a la primera mejor y encima si es la mujer con la quería estar desde el principio… Entonces me parece inmejorable. Pero lo que me arranca a mi el grito de las entrañas, es primero mi propia experiencia como bocazas mayor del reino y lo segundo, el preguntarme si realmente leer todo ese material que hay publicado, me sirve a mi en mi formación para algo.

No me estoy refiriendo a los testimonios o experiencias, ya que estos se tratan de relatos de vida indiscutibles, particulares que forman parte de la persona que los ha experimentado, y en los que al final se hace un balance de lo que ha podido sacar en positivo o en negativo de la experiencia. De estos podemos sacar siempre algo, me refiero en negativo a los que se publican para la galería, también conocidos como informes de campo, partes de sargeo, field reports o asemejados, de los cuales yo también he participado al inicio de mi formación y que han llegado a suponer para mi una esclavitud.

La cuestión es que creo que se gasta demasiada energía en contar lo que se hace y lo que no se hace, más en lo primero desde luego. El boca aboca gasta mucha energía también en lo que se quiere hacer o en lo que se pretende conseguir. No se que relación directa o superstición hay en esto que os cuento a continuación, pero siempre en mis experiencias me ha pasado algo parecido a esto:

Conozco a una mujer, me emociono, o bien comienzo una relación, quiero vivirlo todo de golpe, lo comparto con mis amigos, mi familia, mi gente … bla bla bla bla… Al poco se me jode el pastel, o me cambia la vida, o se me corta el grifo de aquello que me da ilusión. A veces he pensado incluso dentro mi supersticiones personales e irracionales que se trataba de una especie de CASTIGO DIVINO POR ABRIR LA BOCA DEMASIADO PRONTO Y DEMASIADO RÁPIDO. Esto obviamente es una sensación irracional, pero bueno, el pensamiento humano no es perfecto y aunque sea irracional siempre busca una explicación para aquello que pueda pasar.

NO PUDIERA ASEGURAR NI MUCHO MENOS QUE HUBIERA ALGUN TIPO DE RELACION INVERSA ENTRE HABLAR DEMASIADO Y EL ÉXITO, pero es probable que la haya, al menos en cuanto al gasto de energía y recursos que se emplea en propaganda y deja de gastarse en la tarea que realmente te ocupa, las casualidades no existen, pero si el principio de causalidad. POR LA BOCA MUERE EL PEZ, refrán dentro de la sabiduría popular española, si está ahí es por algo.

Creo que si puede tener que ver también con el QUERER DAR LA TALLA DE CARA A LA GALERÍA, como que cuando más lo cuentas o más lo comunicas, más deseas que sea verdad, o más pretendes reafirmarlo, justificarlo… Como quien tiene algo que demostrar. Puede ser reflejo de que se necesite demostrar algo, porque falte seguridad en el planteamiento o en la ejecución.

Me viene a este momento a la mente una pareja que conocí hace tiempo. Ella no paraba de decirle a todo el mundo que se iban a casar, con fecha, lugar hora y detalles, parecía que no tenía otro tema de conversación más que ese. Como ya sabemos todos a estas alturas, las relaciones no son perfectas y todas las parejas tienen situaciones difíciles o problemas. Su novio era uno de mis mejores amigos por aquel tiempo y hablábamos de todo, yo estaba bastante al corriente de la verdadera situación de la pareja y sabía a ciencia cierta que ella, el único argumento que utilizaba para arreglar los problemas, era que había que casarse y que la raíz de todos los problemas eran la falta de compromiso. A mi amigo se le iba echando poco a poco, todo esto encima, hasta que de una forma bastante parecida a la mía en lo posterior, optó por abandonar la relación.

Está visto que anunciar a bombo y platillo, proclamar y afirmar en voz alta cosas que realmente no dependen solo de uno mismo puede traer problemas, ya que indican que por debajo existen falsas justificaciones, búsqueda de validación, de reconocimiento, búsqueda de una seguridad y confianza ajena cuando no se tiene la suficiente, etc. A veces lo más difícil sea, no decir nada y APRENDER A RESPETAR LA REALIDAD Y EL RITMO NATURAL DE LAS COSAS SIN QUERER INTERVENIR.


Un fuerte abrazo.


Arcángel.
Publicar un comentario en la entrada