NO CREAS LO QUE DICE, CREE LO QUE HACE

Imagen cedida por Monikiki
--
A lo mejor no es la primera vez que oyes esta afirmación dentro del contexto de la Seducción y las Relaciones. Me viene a la mente un anuncio que están poniendo últimamente en TV, si no me equivoco es de chocolate sin azúcar de dieta. En el anuncio aparecen un chico de muy buena presencia y una señorita en una oficina. El chico le ofrece a ella los dulces y ella se niega, el insiste argumentando que están muy buenos, ella se vuelve a negar. Al tercer intento ya la chica se enfada y le pega un grito diciéndole algo así con acento argentino: “¡¿ES QUE NO ENTIENDES LA PALABRA NO?!”. La siguiente escena es la mujer metiéndole mano a la bolsa, porque el dulce está muy bueno y no tiene azúcar, que era lo que ella no sabía.

La chica, lo que no quiere es caer en la tentación, porque se cree que los dulces que le están ofreciendo engordan, tiene un prejuicio sobre los dulces, hasta que le hacen ver lo contrario, mete la mano en la bolsa y entonces es cuando pasa a disfrutar. Hasta ese momento se está resistiendo, una vez que tiene la información que necesita para caer en la tentación, sabiendo que no hay consecuencias, es cuando se da permiso a sí misma y se deja llevar por el placer que le ofrecen.

Algo parecido o muy similar pasa con la seducción, que te digan que no de primeras no quiere decir que ella no quiera, simplemente necesita estar segura de que las consecuencias no la van a afectar negativamente, o bien necesita cerciorarse de que dices la verdad, o bien necesita proteger su honor. Una vez que ya has mostrado que puede confiar en ti, que es algo bueno para ella, o que ella está exenta de cualquier responsabilidad en lo posterior, o que su honor quede protegido (en espacial las mujeres con pareja), o bien ahora sabe algo de ti que antes no sabía, o ha visto algo en ti que antes no veía, que le atrae y que quiere disfrutar, como en el ejemplo de los dulces. Una vez que ya se siente segura y cubierta, es cuando “se da permiso” para dejarse llevar.

La verdad es que si esto fuera fácil, o fuera más intuitivo o más aparente, no haría falta que estuviera ahora mismo aquí escribiendo. Pero como los hombres somos simples, cuando nos dicen que no, o nos ponen una excusa tendemos a creérnosla literalmente. Así somos de literales, sobre todo si no la conocemos a ella, o no sabemos como es, tendemos a dar validez a la información verbal que ella nos da. Pero la pregunta es: ¿QUÉ PASA CON LA INFORMACIÓN NO VERBAL? En este caso ellas nos superan por mayoría aplastante, a menos de que se trate de un natural (que sabe leer la situación por encima de las palabras) o un hombre que se haya esforzado por entender el comportamiento de las mujeres, para conocerlas mejor como es mi caso particular. Nadie nace sabiendo, por eso cuando te dicen que NO, te lo crees, o te ponen la excusa, te la crees también.

A lo que vamos es a LO QUE HACE ELLA, NO LO QUE NOS ESTÁ DICIENDO CON PALABRAS. Algo que deberías observar es que quizás creas que no tengas posibilidad alguna y te desanimes, pero fíjate bien: ¿SE HA IDO DE DONDE ESTABA? ¿TE HA DADO LA ESPALDA? ¿TE HA PEGADO UN BOFETÓN? Tampoco parece que haya llamado al equipo seguridad del recinto para que te detenga. Ella sigue hablando contigo. Si no le gustas o no busca nada, o no le atraes, le basta con cruzarse de brazos y darse la vuelta, o pasar de ti, o hacer como que no existes… Esto tampoco es malo, no todas van a estar esperándote a ti precisamente, algunas estarán más receptivas que otras.

Las que se quedan “debatiendo” contigo, te pueden estar dando a entender quedándose alli algo así: “NECESITO VER MÁS, NO SE SI VAS DE VERDAD O ESTAS JUGANDO CONMIGO ¿HASTA DONDE ESTÁS DISPUESTO A LLEGAR PARA QUE REALMENTE ACABEMOS CONOCIÉNDONOS?”. Digamos que esta podría ser en buena parte lo que podrías interpretar, mientras estás “luchando” la interacción. Como no te lo va a poner en bandeja porque si no, ella perdería valor ante tus ojos. No te lo va a dejar fácil, no quiere que pienses que es una mujer fácil de conseguir. Ella probablemente se tenga en muy alta estima y eso es bueno, a nadie le gusta estar con alguien que tiene una baja autoestima, porque eso querría decir que tú tampoco eres bueno eligiendo, yéndote a lo fácil. Lo fácil de obtener siempre tiene menos valor subjetivo para ti, que lo que te cuesta más obtener. Ella simplemente te está dejando este punto bien claro.

Imagen cedida por Monikiki

Por todo ello, te pido que tengas UN DOBLE OÍDO para esto, que obvies sus respuestas y comentarios, QUE RELATIVICES LA IMPORTANCIA DE SUS PALABRAS EN CONTRASTE CON SUS ACTOS. Esto último es lo verdaderamente importante y que lo tengas bien diferenciado. A nosotros nos cuesta más entender esto, porque nuestra capacidad de comunicación verbal y no verbal es más limitada que las de ellas, por eso hemos de APRENDER A INTERPRETAR LA SITUACIÓN Y EL CONTEXTO EN EL QUE ESTAMOS ELLAS Y NOSOTROS.

Mira, para que te rías un poco y no veas esto como algo antinatural, dándole más importancia de la que realmente tiene PINCHA AQUÍ SIN MIEDO POR FAVOR y después continúa leyendo. Es un ejemplo muy chorra pero muy gráfico, con el que seguro me he ganado la antipatía de alguna lectora, pero ahí lo tienes. En la intimidad, o cuando nos sentimos seguros, en especial ellas, cuando han obtenido suficiente confianza, confort y seguridad, las emociones son las que mandan. De repente dejan de protegerse continuamente dejándose llevar por las emociones, las sensaciones, los sentimientos, la pasión y todo aquello que hace que una mujer salte por dentro. Obviamente su comportamiento no es el mismo cuando se han despojado de su MÁSCARA SOCIAL, pero insisto, hay que ganarse honradamente su confianza aunque por experiencia personal puedo decirte, que aún siendo sincero, ANTES, DURANTE Y DESPUÉS, puedes hacer daño.

Cuando pretendes que una mujer te confíe su cuerpo, sentimientos, confianza y emociones, lo menos que puedes hacer es ser de fiar. Pecadores somos todos, yo el primero, siendo consciente de que he cometido errores en este sentido. Pero “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Date cuenta que para ella un encuentro sexual tiene una importancia que no diré mayor, pero si distinta a la que tiene para ti. Leer entre líneas, aprender a interpretar sus respuestas, conocer su situación y sobre todo conocer sus carencias para colmarlas, es lo que te va a llevar al éxito.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

Publicar un comentario en la entrada