¿CUARENTA RAZONES PARA RECHAZAR LA MATERNIDAD?

SOCIEDAD / TENDENCIAS publicado en el Diario ADN Madrid 02/04/2008

“Si hubiese sabido lo que era ser madre, no hubiera tenido hijos”. Corinne Maier no tiene miedo en admitir que la maternidad la ha decepcionado, igual que harán todos los hijos tarde o temprano, sentencia. Esquiva responder al ser preguntada sobre qué piensan sus dos hijos, de 11 y 13 años, al leer algo semejante.“La experiencia de ser madre comporta sufrimientos”, sentencia. Y este malestar y “mucha más frustración” es lo que la ha llevado a escribir No kid. 40 buenas razones para no tener hijos.

El objetivo, “desmoralizar a los padres y madres en potencia”, dice la polémica autora belga. Entre estas razones, lo doloroso del parto o de dar el pecho; la dificultad de compaginar trabajo y maternidad; o los problemas que tener un hijo conllevan en la vida íntima de la pareja. En medio de estos motivos aparece “la pringada”, un modelo de mujer que ha invertido toda su energía en ser madre. Lo que más lamenta Maier es haber sido consciente de estos motivos demasiado tarde.

Autoras: Cristina Castillón & Anna Lladó

Después de leer esto en el periódico acerca de este libro, sentía que tenía que escribir algo acerca de ello, ante este tipo de cosas me revelo. Una mujer que lamenta su maternidad, a posteirori, con dos hijos de 11 y 13 años respectivamente, ya puestos en pie a los que no sé como se puede atrever a mirar a la cara. No sólo que lamenta y rechaza la maternidad, sino que además pretende que el resto de las mujeres, sigan su ejemplo y que ya no vuelvan a engendrarse hijos, porque suponen un trauma para la vida de la mujer.

Había escuchado en varias ocasiones argumentos adolescentes de camisa negra, manifestación televisiva y falsa propaganda de liberación de la mujer, pero esto ya llega a ser nazismo escrito. Yo lo asemejaría más bien a un intento de castración cerebral si existiera, dirigido a la mujer occidental. Otra opción es que esta escritora quiera vender libros a base de polémica, pero para eso lo único que tendría que hacer sería publicar una biografía no autorizada de algún político. Intentar meterse de esta forma en la conciencia de otras mujeres y en su voluntad, para manipular y adulterar de esta forma el concepto de maternidad, básico para la existencia no ya social, sino directamente humana, me parece totalmente despreciable. No suelo escribir muchos artículos de opinión personal, pero francamente en cuanto a esto no puedo y siento que no debo callarme.

Lo que dice la autora Corinne Maier se asemeja a una extinción progresiva de la raza humana, ya que si recomienda que ninguna mujer tenga hijos, entiendo que en dos cientos años, estarán gobernando las cucarachas. Absurdo, Nazi, feminista de propaganda, irracional, contrario a los derechos humanos y a la humanidad en si misma… Sin pies ni cabeza. Es lo que puedo decir ante este libro, que alguna editorial ha tenido la indecencia de publicar.

Si realmente tener hijos le ha supuesto un trauma, los podría haber dado en adopción para seguir siendo una mujer libre y no una esclava o una “pringada” como dicen sus propias palabras. ¿Acaso las madres son “pringadas”? Según ella, sí lo son. Entiendo entonces con mi limitada lógica masculina, que ella será la primera “pringada” de la lista. Un comentario así me lo puedo esperar de un misógino maltratador, pero no de una mujer, que encima ha sido madre en dos ocasiones y que sabe lo que es tener hijos.

Si realmente hay mujeres que piensan de esta forma, no quiero encontrarme con ninguna de ellas. Desde luego el hombre que se empareje con una castradora genética de este tipo, ha tomado una decisión evolutivamente equivocada, puesto que ahí mismo finalizaría para siempre la historia de sus genes. En estos momentos, es cuando realmente se ve qué es lo que algunas personas, tienen metido en la cabeza, cuales son los valores potenciales, sus opciones de vida y la realidad que pretenden vivir y contagiar a los demás.

Se me olvidaba mencionar las palabras inmadurez, egoísmo y falta de inteligencia ya que está atentando contra las propias mujeres insultando a aquellas que toman la decisión de ser madres y a ella misma por serlo. La mujer no es dueña de la maternidad, por más que los medios y las modas digan que sí, es su portadora, de igual forma que el hombre es portador y no dueño de la paternidad. Me gustaría saber que es lo que le ha pasado a una persona para que acabe pensando así, que tipo de formación ha recibido, cuáles son sus traumas y demás taras a nivel de personalidad, quizás entonces podría al menos intentar entender esa postura, a la que por el momento solo veo rodeada de mentiras.

De igual manera que una agresión física jamás podrá ser tomada como un argumento, una agresión ideológica o verbal tampoco y más cuando afecta a la libertad de opción de alguien. Lo que no entiendo es como este tipo de agresiones son aplaudidas y consentidas por ciertos colectivos de mujeres, es algo contradictorio.


Un fuerte abrazo.


Arcángel.
Publicar un comentario en la entrada