COMPORTAMIENTO REFLEJO FEMENINO

Imagen cedida por Mónica Suárez
--
Creo recordar que alguna vez he mencionado que las respuestas, reacciones y comportamiento que ellas tienen con nosotros a un nivel básico de comunicación son reflejo a modo de espejo de nuestro propio comportamiento, carencias y atributos. Creo que merece la pena profundizar en este tema, porque así podremos ver hasta que punto somos responsables de lo bien o lo mal que nos vaya en nuestras relaciones.

Para empezar a comprender, lo primero es asumir y aceptar que la naturaleza de la mujer es pasiva, pudiendo afirmar que actúa en función de lo que recibe a nivel emocional. Podemos comparar sus respuestas como reflejo de nuestro estado, no de nuestras acciones directas o palabras, insisto, REFLEJO DE NUESTRO ESTADO.

Un buen ejemplo que ilustra esto bien puede ser un ABORDAJE EN FRÍO, acercarnos a hablar con una mujer a la que no conocemos de nada y de la cual no tenemos experiencia previa alguna. Muchos hemos creído durante casi toda nuestra vida que el éxito en un caso similar al de abordar dependería de lo que le dijéramos, de ser original, de destacar sobre el resto, de ofrecer una palabra mágica para que ella reaccione… Lo que es una absoluta mentira.

Cuando te acercas a una mujer para comunicarte con ella, aparte de las palabras que salgan de tu boca, lo realmente importante es TU ESTADO INTERNO. Si te acercas a ella con miedo o inseguridad, ella lo reflejará respondiendo acorde con ello, respondiendo con el mismo miedo o con intolerancia, incertidumbre o simplemente ignorándote, ya que detecta que “te pasa algo”. A diferencia de nosotros ellas saben leer este estado simplemente con mirarnos a la cara, escuchar nuestra voz, nuestra postura, nuestros gestos, lenguaje corporal, etc. Mucho más importante que el contenido o significado de las palabras que le estemos ofreciendo en ese momento. Recordemos que habla todo el cuerpo, no solo la boca. De igual forma si te acercas con familiaridad, confianza, seguridad, es muy difícil que te encuentres con una reacción o respuesta desfavorable a la hora de comunicarte con ella.

Imagen cedida por Mónica Suárez
--
Un adjetivo que me gusta emplear para la mujer es INCONFORMISTA y aquí puede estar la clave, entendiendo que siempre actúa en función de conseguir aquello que le falta para sentirse completa. Lo que me interesa sobre todo en cuanto a esto es su COMPORTAMIENTO REFLEJO EN PAREJA, yendo más allá que una simple respuesta en una conversación o discusión.

¿Cómo puedo saber que es lo que va a demandar mi pareja? ¿Por qué se comporta de esa manera conmigo? Es fácil, pero nada intuitivo. Lo primero que demandará por tu parte, es precisamente aquello que te falta a ti y por ende, a ella, quedando su comportamiento alineado con esta necesidad, con el fin de colmar esa carencia y estar y sentirse completa. Con esto quiero decir, que es probable que te reclame o que se comporte de forma que llegues a pensar, que sabe qué es exactamente donde te duele… En realidad te está diciendo: Aquí es donde flaqueas, esto es lo que me falta a mí, esto es lo que quiero. Desde luego ella no se lo plantea de esta forma tan lineal y tan lógica, pero lo vamos a ver desde sus respuestas emocionales. Vamos a ver más ejemplos que he tenido la oportunidad de vivir muy de cerca y en primera persona.

Ante una clara muestra de dependencia emocional como podría ser la pérdida de la paz interior en su ausencia, el intentar estar contactando continuamente, el saber que está haciendo en cada momento o mostrar abiertamente una debilidad para que ella responda, llamar muy a menudo (como por ejemplo respondería favorablemente tu madre, que estaría encantada con todo lo anterior para que te acercaras a ella), su reacción en el medio-largo plazo es intolerante hacia ese comportamiento. Quiero decir, su respuesta sería esquiva, no solidaria con tu situación, probablemente reclamara más libertad para sí porque se agobiaría y dejaría de preocuparse por tí por costumbre. Por decirlo de alguna forma, estaría devolviéndote tu propio comportamiento, más que amortiguarlo o moderarlo.
Imagen cedida por Mónica Suárez
--
Ante un malestar, un enfado justificado o no justificado, un malentendido, la respuesta en el corto plazo es un reclamo similar al que tú le puedes estar haciendo, o bien una justificación de su conducta haciéndote ver tu carencia, o un mal estar contiguo al tuyo que no tiene porqué tener una raíz real. Cuando le muestras este malestar buscando alivio, vas a encontrar todo menos ese alivio tan ansiado en ella. Ella te lo devolverá para solidarizarse contigo si ella no es la responsable de ese malestar, empatizando contigo. Si es partícipe o causante de ese enfado o malestar, se justificará haciéndote ver que tu carencia es lo que provoca su malestar, o te devolverá un malestar similar para no mostrar responsabilidad alguna.

En los aspectos positivos, mientras tu comportamiento sea templado, positivo y equilibrado, ella te devolverá este mismo comportamiento positivo. Para expresarlo mejor: SI TU COMPORTAMIENTO ES POSITIVO Y EQUILIBRADO, Y LE HACES VER QUE LAS COSAS VAN BIEN, ELLA ACTUARÁ EN CONSONANCIA Y HARÁ QUE LAS COSAS SIGAN YENDO BIEN. De todo lo anterior, la importancia del liderazgo por la parte masculina de la pareja, puesto que su naturaleza le marca seguir al líder. Si hay ausencia de autoridad o liderazgo por tu parte, en el medio-largo plazo comprobarás que te devuelve esta falta haciéndote ver tu falta de iniciativa. Si ella tiene que asumir en algún momento el rol de líder por omisión tuya, el siguiente paso es la pérdida del respeto por ti.

Si tú te respetas a ti mismo, que es lo más importante, ella te devolverá este mismo respeto. Si te impone un ARO O TEST DE CONGRUENCIA, en el que renuncias por un instante a este respeto por tí mismo (por ejemplo haciendo algo que vaya en contra de tu voluntad por agradarla o para obtener algo de ella), ella en el medio-largo plazo te devolverá esta falta de respeto como un espejo, ya que tú has sido el primero en aceptarla contigo mismo.

Podemos decir de alguna manera, que recogeremos los frutos que previamente hayamos sembrado. Con todo esto, podemos ver que la verdadera clave está primero en conocerse mejor uno mismo, para saber cuál será el comportamiento de nuestra pareja respecto a nosotros en el largo plazo.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.
Publicar un comentario en la entrada