LAS PEORES RAZONES PARA CASARSE, por STEEL

Siempre pensé que la gente se casaba por amor, así que nunca se me ocurrió ir a una boda y preguntar, “Y tu ¿Por que te casas?”. Sin embargo, cada vez que se separa alguien, la pregunta mas normal es la inquirir “¿Pero que pasó?”. Pues bien teniendo en cuenta que en España se separa un 70% de las parejas, y dado que casi todas mis amigas han pasado por el altar, últimamente he hecho esta pregunta un montón de veces. Al final te das cuenta de que la respuesta tiene variantes, pero al final se puede resumir de una forma: “Nunca tendrían que haberse casado”.

Visto como esta el patio, últimamente cada vez que he ido a una despedida de soltera o cuando un amigo me dice que se casa, siempre pregunto , ¿Y eso? ¿ Por que te casas?, según la respuesta puedo hacer una estimación del tiempo que van a permanecer casados, y como de dura será la separación.

La primera respuesta en el ranking de porque no deberías haberte casado o lo que es lo mismo porque te vas a separar, es: Porque estamos esperando un bebé.

Parece mentira, que con lo que ha evolucionado el mundo y los sistemas anticonceptivos, hoy en día haya gente que se case de penalty. Pues ¡fíjate por donde aun queda de ese tipo de gente!. En definitiva, con el nacimiento del bebé, las malas noches, la adaptación a la nueva situación, llegarán los disgustos, las discusiones y por ultimo el famoso “ahí te quedas” o “fuera de esta casa”.

Luego en segunda posición, pero igualmente con un altísimo porcentaje de terminar en separación, nos lo da el motivo de casarse “porque o te casas o rompes”. En noviazgos de larga duración, en ese tipo de relaciones en las que o bien la relación no ha evolucionado pero tampoco se llevan del todo mal, en las que por comodidad deciden seguir, por no haber encontrado nada mejor o aquellas que como las familias se conocen, es un palo romper... y otras respuestas de este tipo, que hacen que la convivencia en general o degenere a algo insoportable, o que tarde o temprano uno de los dos conozca a otra persona que le llene de verdad. Si han tenido niños... El lío será mayúsculo. En este tipo de parejas uno suele estar enamorado y el otro se deja querer.

La siguiente respuesta para nota, es..."Es que nos daban el piso". Parece mentira pero es cierto, en los últimos años muchas parejas, se apuntaban a una cooperativa o similar, al principio la relación iba bien, pero al tener que esperar el piso tres, cuatro y hasta cinco años, la relación poco a poco se había ido marchitando, pero parece que la entrega del piso lo borra todo, y van y se casan. Le pregunté a una chica que me alegó este motivo para casarse, cuando estaba en plena separación si no había sido mejor no casarse y vender el piso, y me comentó, que le pareció un lío vender el piso, y que en caso de no haberse casado los dos lo querían, así que para no discutir van y se casan. Ahora discuten no solo por el piso sino también por los muebles y los regalos de boda.

Otro de los motivos más habituales que te dan los que acaban en divorcio, es que se casaron para marcharse de la casa de los padres. Este motivo que fue propio de las mujeres de mas de 50 años, con al carestía de la vivienda se ha vuelto a poner de moda. Hay una peña que piensa que para compartir piso con gente que ni conoces, casi mejor es compartirlo con una pareja y de paso se comparte cama y se entra en calor los días fríos.

Un motivo de los mejores para acabar divorciándose, es el de “Me case con quien pude, no con quien quería de verdad”. Este suele ser uno de los motivos que producen mas frustración, no sólo por el que se casa por despecho, o porque se le pasa el arroz, sino que tiene la “virtud” de producir una frustración sin límites en el otro, que casándose por amor, no sabe lo que pasa.

Imagino que estas alturas, pensarás: “Claro… es que estos no son motivos para casarse”. Pues bien, el casarse por amor sin mas también es uno bonito motivo que te lleva al divorcio. Los que se casan solo porque se “aman” sin tener nada más en cuenta, al cabo de dos o tres años terminarán igualmente separados, sin remedio.

Si quieres que un matrimonio (o pareja) dure, tienes que estar enamorado, pero también tenéis que ser compatibles, tener una visión de la vida parecida, con VALORES similares, o mucha tolerancia hacia los gustos del otro, tenéis que tener un proyecto en común y una meta.

Si decides casarte, suerte… La vas a necesitar.

Nosotros decidimos en que mundo queremos vivir, y con nuestros actos nos encaminamos a él.

Steel
Publicar un comentario