A LO DONALD TRUMP

Después de unos meses trabajando más duro que de costumbre, bastante ocupado y probando nuevas áreas de negocio para el crecimiento personal y profesional, la impaciencia por ver los frutos es cada vez mayor. Me pregunto entonces ¿Algún día pegaré EL PELOTAZO? ¿Qué debo hacer para que me suban el sueldo? ¿Tengo que comprarme un libro acerca de cómo progresar económicamente y en las finanzas? ¿Cómo puedo tener más DINERO a fin de mes? Digamos que estas son las ideas que más me pasan por la cabeza ahora, debido a que estos últimos meses, a aparte de “buscarme la vida” metiéndome en proyectos para obtener más ingresos e intentado controlar mucho más el gasto, privándome de ciertos vicios como fumar menos, en vez de tomarme tres copas cuando salgo, cambiar el alcohol por bebidas sin alcohol, salir solo cuando me apetece realmente, organizar alguna cena en casa en vez de hacerlo fuera, limitar el gasto de la Visa a lo estrictamente necesario y comprar las marcas blancas del supermercado. He intentando no solo buscar nuevos ingresos, sino que además limitar el gasto, no ha ido mal la verdad, este fin de mes ha sido mejor que el anterior, aunque la parte de limitar el gasto ha sido más difícil de lo que creía.

En referencia al libro de COMO HACERSE MILLONARIO, creo que la mejor forma de hacerse millonario es escribir un libro para hacerse millonario, o poner un anuncio en el periódico que lleve la palabra SEXO, ya que siempre habrá alguien que pique y lo compre. La verdad es que parece ser, que con una nómina es imposible amasar fortunas y las dos ideas anteriores ya las han cogido … Habrá que pensar entonces en algo más ORIGINAL y ser REALISTA. Desde la humilde posición de un trabajador por cuenta ajena, que se dedica a la IMAGEN & PUBLICIDAD, y que va saliendo adelante como puede, puedo explicar algunos de los puntos que me ayudan en el presente y que me han ayudado en el pasado, con el fin de ir creciendo poco a poco, mejorando la situación profesional y las relaciones en general. Desde luego no es la misma lista que propone el multimillonario DONALD TRUMP en su libro "THINK BIG AND KICK ASS", pero para poder empezar a crecer, necesitamos saber donde estamos y cuáles son nuestras posibilidades excluyendo obviamente, que te vaya a tocar la lotería.

SER SIEMPRE UNA PERSONA DIGNA DE CONFIANZA: Una de las cosas que más se valoran en las empresas y en las amistades es la CONFIANZA, lo que uno sabe, como se ha enterado de ello y que hacer con esa información. Si eres una persona en la que se puede confiar, siempre vas a tener acceso a información extra, te enterarás de cosas que los demás no saben o que tardarán más en saber hasta que esa información se haga pública. Saber guardar un secreto es importante y algo que aumenta tu valor, haciéndote más fiable frente a los demás. En las oficinas y en los círculos amistosos siempre hay cotilleos y chismes, hacer pública una información que no ha de serlo, es algo que te devalúa, haciendo que disminuya la confianza que los demás puedan tener depositada en ti. Hay que saber escuchar, cuando hablar y cuando tener la boca cerrada.

BUENA PRESENCIA: En una empresa no solo hay que ser sino que además hay que parecer. La imagen que los demás tienen de ti depende mucho de la que tu quieras mostrar. Lo ideal es que haya lo mismo por dentro que por fuera, pero siempre apuntando a más. Es importante vigilar la forma de vestir y la educación e intentar estar por encima de las situaciones, incluso en las exigencias de uniformidad (si las hay) no solo cumplirlas, sino sobrepasarlas. Puede parecer algo superficial, pero es algo que me ha funcionado bastante bien, ya que quien te ve desde fuera asume directamente que eres alguien de responsabilidad y se dirigirán antes a ti que a otra persona que no cumpla con esta pequeña norma. También es bueno estar preparado en este sentido para imprevistos como visitas inesperadas, reuniones sorpresa, salidas repentinas a ver a clientes o llamadas de la dirección.

SOCIALIZAR EN TU ENTORNO PROFESIONAL: Algo básico si se quiere progresar o avanzar puestos en el terreno profesional. Alguna vez he mencionado aquello de “Hay que hacer amigos hasta en el infierno”. Muchas veces las promociones, los ascensos no dependen exclusivamente de los méritos profesionales. Si esto fuera así habría mucha más justicia dentro de las empresas y una competitividad más sana, pero la realidad es que hay que estar bien relacionado y saber trabajar en equipo. Quizás no puedas llegar solo a la meta, pero con ayuda podéis llegar varios. Uno nunca sabe que puede pasar mañana y siempre es bueno tener una agenda poblada con personas a las que recurrir. Obviamente, si eres una persona digna de confianza esto te resultará fácil, puesto que serán los demás los que recurran a ti en la mayoría de las ocasiones. No solo dentro de tu círculo habitual sino también fuera, algún día puedes necesitar dar un “telefonazo” a alguien.

ASUMIR LAS RESPONSABILIDADES QUE TE CORRESPONDEN: Ni una más, ni una menos. Yo mismo he pecado en varias ocasiones de realizar funciones que se salían del cargo, funciones incluso que estaban por encima de mi cargo. A la larga, esto lleva a estar demasiado disponible, a quitarle trabajo a aquél que te lo manda y a esperar a una recompensa incierta. Ya sabemos que alguien demasiado disponible es alguien al que se le asocia poco valor. Una cosa es tener buenas ideas y otra muy distinta implicarte en responsabilidades que no te corresponden.

PROPONER IDEAS, CAMBIOS Y MEJORAS: Si eres joven, afortunadamente y digo afortunadamente tendrás más ideas que experiencia. Es probable que las personas que estén por encima de ti no te hagan mucho caso en apariencia, o bien hagan como que desechan la ayuda prestada, pero si hay algo que he aprendido, es que una buena idea puede cambiar las cosas de raíz y suponerte mejoras. En este sentido tienes que saber siempre con quien estás hablando y la persona con la que trates sea conocida y digna de confianza. Un buen ejemplo de esto son las campañas publicitarias, nunca llegan las condiciones de las campañas hasta uno o dos días antes de su presentación para evitar filtraciones de información. Por esta razón siempre hay que hacerlas deprisa y corriendo, ya que cualquier filtración o conversación puede ser vendida a la competencia por una persona que en apariencia es digna de confianza, pero que en realidad no lo es. Cuando tengas una buena idea, “no sueltes prenda” hasta que la tengas bien conformada en tu cabeza y puedas asegurar formar parte del proyecto. Si tu propia empresa te niega la posibilidad de desarrollarte en este sentido, trabájala por tu cuenta y riesgo fuera de sus dependencias y saca el máximo rendimiento posible de tu esfuerzo. Conozco personas que al igual que yo, en ocasiones han tenido una buena idea no bien recibida “en casa”, algunos se han encogido de hombros y han perdido progresivamente el interés por lo que están haciendo, dedicándose única y exclusivamente a venir al trabajo a fichar. NUNCA RENUNCIES A UNA IDEA QUE TE PUEDA SUPONER UNA MEJORA, es tu vida. Si no luchas por lo tuyo, no esperes que nadie más lo haga por ti.

EVITAR EL TECHO DE CRISTAL: Uno de los riesgos que se corren al socializar en tu entorno profesional, es que te salga bien, contactes con alguien que realmente pueda mejorar tu situación y efectivamente, la mejores. ¿Por qué te digo esto? Porque quien es tu máximo benefactor, poco a poco se irá convirtiendo en tu techo de cristal, por encima del cual y mientras estés bajo su mando, nunca podrás subir ni progresar por encima de él a menos que se “jubile”. Es una situación a la larga se vuelve bastante dura, ya que te puedes estancar y no ver más allá de lo que te diga tu benefactor. Por esto, siempre hay que seguir socializando, establecer contactos, colaborar cuando haya que hacerlo y ser una persona digna de confianza en todos los círculos en los que te puedas mover. De esta manera siempre podrás optar y cambiar tu medio diario si este no te ayuda a crecer. Cambiar es sano y saber manejarse en varios frentes útil para crecer profesional y socialmente.

RENTABILIZAR SIEMPRE QUE PUEDAS TUS IDEAS PROPIAS: Esto en realidad es decir lo mismo que tener una alta autoestima, ser consecuente con lo que crees que es mejor para ti y luchar por aquello que es tuyo. Si estás en un círculo que no te deja desarrollarte libremente y que te ofrece más obstáculos que beneficios, olvídate. No es sano no desarrollar tus propias ideas. Es lo que sale de ti y como tuyo, siempre que puedas has de desarrollarlo e intentar rentabilizarlo, ya que tus obras, en realidad son una prolongación de ti mismo.

UTILIZA EL MÍNIMO NÚMERO DE INTERMEDIARIOS: Desde que tienes la idea, hasta que puedes materializarla, es posible que tenga que pasar por varias manos y haya momentos en que realmente no dependa de ti lo que pueda pasar. La cuestión es minimizar el número de intermediarios y personas de confianza para agilizar el proceso. Todos los grandes inventos de la humanidad han salido de una buena idea, que ha tenido que ser ensayada, pulida y contrastada hasta llegar al PRODUCTO FINAL. Si alguna vez has escrito un libro, o un guión, o has hecho alguna creación propia, una idea tuya y exclusiva sabrás lo que digo. A la hora de presentarla o venderla, te habrás dado cuenta que en tu cabeza tienes un IDEAL y que la REALIDAD demandada no siempre coincide exactamente con lo que habías pensado. Siempre hay cambios, cuantos menos intermediarios haya, más influencia directa podrás tener en la materialización de tu idea.

ASUMIR Y EVALUAR LAS CONSECUENCIAS: Tanto positivas, como negativas de lo que haces y propones y contar también lo que podría suponer un fallo, un defecto, un error humano y prevenirlo, saber como actuar ante ello, incluso si no es posible evitar ese error. Los seres humanos fallamos, nos equivocamos y nos cuesta reconocerlo a algunos más que a otros. Por ello siempre hay que tener un PLAN B, una salida de emergencia y un margen de error acorde con el riesgo de la decisión que estamos tomando. Saber que podemos hacer o que deberíamos hacer cuando todo ha salido mal, aún así siempre hay ocasiones en las que uno está solo y se debe IMPROVISAR. Siempre habrá algo que no dependa de tí.

ESTAR ABIERTO A VARIOS FRENTES: No obsesionarse con un solo objetivo y estar dispuesto a evolucionar y a cambiar de opinión, de prioridades y de valores siempre y cuando sea por tu bien y necesario. Al fin y al cabo esto sigue siendo evolución y no siempre se adapta el más fuerte en apariencia o el que tiene más experiencia. Quien pasa al siguiente peldaño, es quien ha sabido adaptarse a la situación. Si tienes una sola idea o un objetivo, es probable que dedicándole tiempo y esfuerzo la acabes haciendo realidad. Pero si no puedes hacerlo por limitaciones y no es una cuestión de falsas creencias, sino limitaciones reales, hay que probar en otros frentes, otros caminos y otras formas de pensar. Las verdades absolutas tienen el valor que nosotros le queremos dar, ni más ni menos. Hablo de axiomas, de religión, creencias, formas de pensar y de actuar que creemos infalibles hasta que dejan de serlo.

Esto es más o menos lo que quería transmitir, aunque bueno, siempre se quedan cosas en el tintero. La vida es larga para aprender y rectificar, pero solo aprendemos si nos equivocamos. Si no te equivocas nunca es poco probable que aprendas, mejor dicho, es poco probable que estés encaminado a hacer algo. Lo difícil a veces es saber reconocer o ver a tiempo que uno se equivoca, para poder tener propósito de enmienda para mejorar.

Un fuerte abrazo.

Arcángel.
Publicar un comentario