AVANZAR vs MIEDO A PERDER

Imagen cedida por Núcleo--

Estoy seguro que más de uno de nosotros tiene algún plan en la cabeza, un sueño, una ilusión o un objetivo. Esto puede ser algo como encontrar novia, tu pareja ideal, comprarte una casa, que tu sueldo mejore, encontrar un mejor trabajo, formalizar una relación o pegar un “pelotazo” profesional. Hasta hace muy poco tiempo me machacaban la cabeza 3 ó 4 ideas y unos cuantos proyectos a nivel profesional que nunca veía por donde empezar. Llegó a tal punto mi impaciencia que quería dedicarme a todo a la vez, viendo también que ninguno de mis asuntos pendientes terminaba por hacerse realidad; quería hacerlo todo pero no estaba materializando nada.

Supongo que más de una vez hemos compartido esta sensación, tienes mil cosas por hacer, ideas geniales, proyectos y piensas que algún día lejano las harás realidad. El caso es que si no pones una ESCALA CLARA DE PRIORIDADES y un ORDEN BIEN DEFINIDO como me ha estado pasando hasta hace muy poco, en la vida puedas materializar ni una sola de esas ideas geniales y proyectos que bien podría darte un buen fruto para tu AUTOESTIMA, CONFIANZA EN TI MISMO, VOLUNTAD Y DESARROLLO PERSONAL.

¿POR QUÉ MUCHAS DE ESTAS BUENAS IDEAS NUNCA LLEGAN A MATERIALIZARSE? Quizás tememos, tengo, tendremos y tendré miedo a que nuestros proyectos nunca lleguen a hacerse realidad y por eso mismo no invertimos EL TIEMPO MATERIAL NECESARIO en llevarlas a cabo. La cuestión es que si nos equivocamos, sentiremos el fracaso en primera persona y esto duele, a nadie le gusta la sensación de haberle dedicado tiempo a una persona, un trabajo, un proyecto, una idea, ponerle toda tu ilusión y esfuerzo y que después, por razones que no dependan de uno mismo como la voluntad ajena que nuestro sueño se vea castrado.

Me viene a la cabeza la imagen de un boxeador que lucha por conseguir un título, si realmente quiere conseguirlo no solo le basta con ganarse la oportunidad de luchar, tiene que salir al ring y llevarse muchos golpes aún sabiendo que puede PERDER EL COMBATE. Es algo que no sabrá hasta que se meta en la pelea, si gana o pierde y suene la última campana que es la que le dará la VICTORIA O LA DERROTA. Solo tiene una cosa segura y es que, si sale a pelear sabe que va a recibir golpes y que estos le van a doler, pero si no sale a recibir esos golpes jamás tendrá la oportunidad de ganar el título de CAMPEÓN.

A nadie le gusta recibir golpes por el camino, quizás temas tropezar en tu proyecto, temas que tu pareja te falle, temas que si te implicas emocionalmente con una mujer y te enamoras de ella, haya algo que pueda salir mal, temes al compromiso por miedo a que te hagan daño, o porque tu posible matrimonio no sea lo que esperabas. Quizás en tu próximo trabajo ganes más dinero, pero tendrás que trabajar más horas y asumir nuevas responsabilidades, pero si no lo aceptas, quizás no puedas plantearte el comprar una casa, el formalizar una relación, el tener un hijo, etc. Y por eso te quedas como estás, dentro de tu ZONA DE CONFORT. No sales a pelear para que no te hagan daño y sigues pensando que un día tendrás un golpe de suerte y quizás puedas darle salida a alguno de tus proyectos.

La cuestión es que podemos hablar de BUSCAR OPORTUNIDADES, nuevas amistades, nuevas relaciones personales y profesionales, puedes echar currículums, puedes buscar pareja, puedes salir todos los sábados para conocer a alguien y que ALGO OCURRA, pero si no pierdes el miedo a recibir golpes, tampoco ganarás el combate. Es posible que te hayas equivocado de persona y de trabajo, que una vez que te has metido en la pelea hayas perdido, que no hayas sabido asumir la situación… Pero esto lo sabes porque te has metido en el ring a pelear. Tenías un objetivo y no te ha salido, pero has salido a luchar por tu título, por tu trabajo y por tu relación. Has ganado una experiencia que antes no tenías y ya sabes para la próxima vez por donde te pueden venir los golpes. Ningún esfuerzo queda sin su recompensa, AHORA SABES ALGO QUE ANTES NO SABÍAS.

Parece fácil de decir y de hecho, a menos que para tu idea necesites ser millonario y no lo seas, del papel al hecho hay que utilizar la voluntad. Hay que dar un paso y meterse dentro del ring, entrar a ganar y ser consciente de que NADIE TE VA A REGALAR NADA. Si no peleas y no te llevas golpes, no vas a conseguir tu objetivo de ganar el título. Al igual que la mujer de tu vida no va a venir a buscarte a la puerta de tu casa, ni un mejor trabajo te lo va a regalar nadie si no lo buscas tú mismo y ni si quiera un premio de la lotería, si no compras el billete, TODO TIENE SU COSTE DE OPORTUNIDAD.

Un abrazo, que el Espíritu de Aven inunde vuestras almas y os guíe por el buen camino.


Arcángel.
Publicar un comentario