ATACAR POR SORPRESA, por SUCUBO


Imagen cedida por Ruby

SÚCUBO: demonio que toma la forma de una mujer hermosa para seducir a un hombre, sobre todo a los monjes, en sus sueños, para tener relaciones sexuales con ellos. De esta manera, absorben la energía del hombre para mantenerse, y a menudo, llegan hasta tal punto, que pueden dejarlo agotado o incluso matarlo.

He tenido el placer de conocer a una mujer de las que quitan el aliento, una mujer que desde el primer contacto ha conseguido crearme interrogantes y que sabe anticiparse de una manera extraordinariamente hábil a mis pensamientos. Se trata de una mujer de carrera, madura, inteligente y enormemente intuitiva que sabe exactamente que ha de decirte para ponerte nervioso. De horóscopo Aries, es impulsadora, emprendedora de proyectos, segura de sí misma aparte de resultar enormemente atractiva.

A sí misma se define como buscadora, piadosa y juguetona, siempre sabe lo que hace. Le propuse que compartiera una de sus experiencias para conocerla y saber lo que hay dentro de una mujer con ganas de vivir y que quiere ponerse el mundo por montera. Cuando le pregunté cómo quería aparecer en este espacio, me respondió como SÚCUBO. A continuación es ella quien os habla...

Querido Arcángel: Estoy siendo parca en e-mails últimamente pero hay una razón... El caso es que ya me conoces, me gusta seleccionar mucho y mareo la gallina hasta que suelta el huevo que más sabrosa hará la tortilla. Claro, esto me lleva a visitar muchos gallineros. He decidido tomarme un tiempo para mi, he trabajado mucho y necesito respirar y vivir, aprovechar mi tiempo y disfrutar. Me porté bien al principio de mi año sabático y estuve saliendo únicamente con un chaval de 58 años que me puso la vida en bandeja de plata... pero... qué bien se siente una cuando te miras al espejo y ves todas tus muelas alineadas... merecedoras de las mejores salchichas del mercado y yo jugando a la escoba por las tardes con mi chaval, vermucito y sexo oral... mucho sexo oral que me encanta of course! pero ya tengo asumido que me gusta compaginarlo con un mástil... una buena polla... y mi chaval no podía ofrecerme más de una erección aprovechable cada semana (¡pobre...es que tenía la tensión casi en 20 y las pastillitas que tomaba eran como el bromuro de la mili).

Imagen cedida por Ruby

--
La verdad es que le quería y me daba mucho morbo acostarme con él. Fuimos juntos a comprar unas bragas con dispositivo vibrador adjunto y mando a distancia, compré grilletes,cremas,bragas porno y me puse modelitos transparentes... le até, me ató y dormimos atados pero lo único que conseguí fué que se marease y alguna erección que se desplomaba tan pronto acortábamos distancias. Pero había una cosa que nunca le dije y que me enrabietaba... según él no llegaba a penetrarme porque nuestros cuerpos no se acoplaban bien porque él tenía tripa y bla bla bla, mentira cochina, eran las pastillas las culpables de tanto gatillazo y que fumaba como un condenado a muerte... y nada, empecé a elaborar mi plan de aterrizaje de aquella relación .

Una tarde después de mucho pensar se me ocurrió que lo mejor era atacar por sorpresa, no me apetecía explicarle las combinaciones y permutaciones. En la misma cama en la que habíamos estado besándonos le pedí que me dijera dos o tres frases sensuales. Yo sabía que no era Luis del Olmo precisamente en esos temas y me dijo que no, entonces medio en broma medio en serio le dije que le daba de plazo dos horas o si no me marchaba y repitió que no... ¡bbbrrrr!... Me levanté seria pero firme, fuí recogiendo mis cosas en la bolsa de viaje y ante su mirada atónita fuí a la linea de meta, abrí la puerta y pasito a pasito hasta el ascensor conquisté la calle y una sensación de ¡UF! me llevó a mi casa... a mi cama... teléfono... BESOS

Besos allí donde no se ven


Súcubo