CUANDO UNA DESCONOCIDA TE LLAMA DE USTED

¿Qué le pongo? ¿Qué quería? Perdone ¿tiene fuego? No, no… tranquilo, iba usted primero… El “perdone” o el “disculpe” cuando llegan a tu vida, lo hacen para quedarse. Da igual que vayas afeitado, estés mejor o peor cuidado, o vestido de manera más o menos informal. Ya está, no hay vuelta atrás. Supongo que el día, en el que alguien me ceda el asiento en el transporte público, tarde o temprano llegará. Todavía lejano, pero llegará.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Te ves todos los días igual, pero si te ponen una foto de hace diez años y te miras ahora, compruebas que han cambiado muchas cosas. El cuerpo ya no se recupera mágicamente de un día para otro, tienes que vigilar más lo que comes, mantener un buen aspecto físico requiere más esfuerzo… todo esto es de dominio público; pero ¿has llegado dónde querías llegar? El espejo por sí solo no va a contestar.

LA TRIADA OSCURA: EL SEX-APPEAL DE LOS PSICÓPATAS

Se tú mismo
Trátala con amor y respétala siempre
Quiérela más que a nadie
Hazla reír y la conquistarás
 
Después de este repaso a nuestros valores inculcados ¿Sigues vivo? ¿Te ha estallado ya la cabeza? ¿Qué no? En esta lista, estaban encerradas toda la sabiduría y todas las herramientas, que un buen hombre necesitaría de cara a una mujer a lo largo de su vida.


Un artículo de Daniel Díez
 Todo esto lo aprendí de adolescente. De entonces a ahora, no creo que haya cambiado mucho. Los valores y consejos que se nos dan son muy por el estilo. Vas creciendo e intentas ser un buen hombre. Haces caso a lo que se te dice y tienes la esperanza de ser recompensado. Lo ves en las películas de Hollywood. Hay una forma de ser: la correcta. Y haciéndolo así, todo funciona. ¿O no?

¿QUÉ HAGO CON MI EX?

Ya te ha mandado dos mensajes y un e-mail. Todavía no has respondido porque no sabes muy bien a cuento de qué, pero sobre todo no quieres responder demasiado deprisa. Es tu ex y lo único que explica del por qué le estás dando vueltas a responderle o no, es porque todavía lo tienes presente en la cabeza, y no estás muy segura de tenerlo en algún lugar más donde no llega la vista. La pregunta es ¿por qué lo tienes todavía presente? Ahora verás que hay varios tipos de ex, así que tú verás que haces con ellos.


Un artículo de Miguel Lázaro para EllasSaben.com

Si tú lo dejaste a él, no creo que te plantees volver. Quizás lo harás mejor con el siguiente (o no, porque si te consiente no cambiarás la fórmula y lo sabes), pero este ex al que has dejado, será un ex eterno. Podrá haber coqueteo, incluso buenos recuerdos, pero como ya estabas viendo a otro al que tenías en el banquillo, no volverás con él. No vas a recular. ¿Qué harás con este ex? En este caso es fácil porque controlas tú: le responderás o contactarás solamente cuando te aburras o cuando te convenga.

TODA PAREJA TIENE UN COSTE ASOCIADO

¿Has estado alguna vez con una prostituta de lujo? ¿Con una scort? Yo no. La verdad. Pero como conozco a gente que sí. Está claro que por mucho que me cuenten, no puedo ser un experto sin haberlo experimentado en primera persona. Pero quizá no sea necesario para esto que quiero contarte.


Un artículo de Daniel Díez
 Imagínate que contrato a una prostituta de lujo y le digo que se vaya con un amigo mío. Que le haga compañía durante todo un día. Mejor, imagínate que estoy generoso y le pago una semana entera. Y ahora, en un hipotético caso, a ella se le olvida contar que está siendo pagada y que es prostituta. Resulta que me amigo “conoce” a una mujer, ella está receptiva, muy amable, simpática, sexualmente muy dispuesta, dulce, cariñosa, complaciente pero mudita respecto a contarle toda la verdad.

¿CÓMO SABER SI ME QUIEREN DE VERDAD?

¿Cuántas mujeres han sido realmente importantes en tu vida ¿Has hecho ese recuento alguna vez? A mí importantes me salen varias, pero solamente por dos de ellas lo hubiera dejado absolutamente todo. Solo dos, sí… y cuando digo todo, digo TODO. Si no lo hice, no es porque no quisiera hacerlo, la realidad es que no tuve oportunidad: no había agua en la piscina para tirarse. Y claro, tirarse de cabeza a una piscina vacía… como que no.

 Un artículo de Miguel Lázaro

 He vivido lo suficiente, para saber dónde están las fronteras entre lo que uno quiere, lo que uno desea, lo que la otra persona quiere y lo que ocurre cuando dos personas se aman. Porque sí, hay fronteras, y una de las primeras cosas con las que los hombres aprendemos a lidiar, desde bien pequeñitos, es con la no-correspondencia, más comúnmente conocida como rechazo.

NO TE PROMETO NADA

Te voy a contar una historia que igual te suena de algo: Estaba una vez enrollándome con una chica. Cuando el tema empezó a subir de tono, ella comenzó a recular. A sentirse en un conflicto interno. Como si se encontrase en una situación que no es habitual en su vida. Algo que “ella no hace”. Es el típico momento en el que has de convencerla de que está bien, quizá prometerle que no es un simple rollo para ti, o hacerle sentir que no será la primera y última vez. Cada hombre en esta situación tiene su estrategia. Mi opción es la sinceridad.


Un artículo de Daniel Díez
 No me gusta mentir, ni actuar y aparte sé cómo funciona el tema, pues curiosamente… se me da mal. Resumiendo, que he tenido muchas resistencias en el último minuto que no he sabido gestionar como se debería. Bueno, corrijo, igual sí las gestiono como debería, al menos como debería de hacerlo un hombre honesto. Y esa gestión es dejar claro que no voy a seguir por ese camino ni participar en ese juego. Todos sabemos que no es la primera vez que lo hace, ni que es una santa ni que es virgen. No, yo no prometo nada, ni doy a entender que “voy en serio con ella”. Sí, soy consciente que eso me impide consumar en muchas ocasiones. Si te contara… Pero es lo que hay.

YO ROBOT… TÚ COMPRA Y SI NO PUEDES, EXTÍNGUETE SIN MOLESTAR

Para el que no lo sepa, Yo Robot, aparte de ser una película muy bien protagonizada por el crack Will Smith, es una colección de cuentos y relatos que escribió Isaac Asimov y que fueron publicados en 1950. En este trabajo, el autor, pintaba situaciones que confrontaban los valores morales tradicionales, con las tres leyes básicas de la robótica, bajo el supuesto de que algún día llegaran a existir robots, que pudiéramos calificar como inteligentes. ¿Cómo te quedas? ¿pensabas que esto era una película?


Un artículo de Miguel Lázaro
 Lo muy poco que se nos ha dejado ver o saber, tanto de la robótica, como de la Inteligencia Artificial, básicamente se ha quedado en el cine y en la literatura de la ciencia-ficción. Se nos muestran paisajes dentro de amplios edificios, siempre de interior, con enormes cristaleras herméticamente cerradas. En estos escenarios, predominan el blanco y los colores suaves, los espacios son limpios y diáfanos, y todas las personas en él, se muestran siempre pulcramente vestidas.

QUIERO ALGO SERIO

¿Prometes amarla, respetarla, en la pobreza y en la riqueza, en la salud y en la enfermedad hasta que la muerte os separe?
 

“Es que solo buscan un polvo y nada más. Yo busco algo serio”. Frase que TODOS hemos oído. Y es que, parece ser que los hombres son muy malos. Solo piensan en lo mismo de forma egoísta, engañando y rompiendo los sentimientos de ellas. ¿Pero de verdad es así? ¿De verdad los buenos sentimientos solo parten de ellas y el hombre siempre es más de utilizarlas como un objeto? Vamos a ir viéndolo…


Un artículo de Daniel Díez
 Imagínate que necesitas un coche y tienes dos opciones:

1 – Comprarlo a 300€ al mes durante 5 años y luego ya es tuyo para siempre, o hasta que lo tires más bien.
2 – Pagar 300€ al mes mientras lo uses, pero no será tuyo. Solo un alquiler o un renting.

TENER HIJOS POR ENCIMA DE TUS POSIBILIDADES

Puedo ver en las familias actuales, que en muchos casos los niños son los nuevos tiranos. Veo a padres y madres, modificando sus hábitos, su lenguaje, su horario y su conducta, adaptándolos hasta el extremo, para que sus hijos no monten un berrinche. Todo en función de los hijos, cosa que puedo llegar a entender; pero queda claro, que al poner a los hijos en el centro de todo; estos acaban por cobrar un protagonismo tóxico, que les convierte en los tiranos de la familia. Es una programación de conducta peligrosa, para caminar hacia la edad adulta: están creando seres egoístas, cuyo centro ensimismado les mueve solo a absorber atención, recursos y tiempo de quienes les rodean, convirtiéndoles en inútiles e inmaduros, incapaces de realizar una sola tarea por sí mismos, sin vigilancia o supervisión.


Un artículo de Miguel Lázaro
 No se trata de imponer una tiranía ni en las casas ni en las aulas ¿o sí? Pero me da la sensación de que lo que antes se consideraba educación, hoy es políticamente inadmisible, por el mero hecho de que no se puede forzar al niño a que haga o deje de hacer algo si no es “por buenas maneras”. Y si el niño no se comporta como debe, no se le castiga y en el mejor de los casos se le lleva al psicólogo. O se pasa el castigo por el forro, y sigue a la suya hasta que los padres ceden. Y si nadie puede con él, directamente se le da por perdido. Cualquier cosa, menos hacer que el niño se esfuerce por mejorar, porque no se le puede poner recto. Se les trata como a artículos de temporada, solo vale si te sale bueno… pero no lo puedes devolver.

¿QUÉ PASA CUANDO TE TRANSMITES A TI MISM@?

Mensajes de video que caducan a las 24h: Tienes Facebook Stories, Snapchat, Periscope, los directos de Twitter e Instagram Stories ¿hay alguno más? Seguro que habrá alguno más. Ahora cualquiera puede retransmitirse en directo. Como los streamings de Youtube y Facebook estaban demasiado intervenidos, o demasiado censurados… Todo lo que Google o Facebook tocan, lo convierten en algo seguro y controlado, y por ello, todas estas alternativas que ahora forman este universo Stories… tenían que ocurrir tarde o temprano. La viralidad y la inmediatez, son la nueva gloria. Gloria que como tal es efímera, pero todos la quieren, aunque solo sea un ratito en Omegle.


Un artículo de Miguel Lázaro
 El producto de consumo, no es ya lo que hacemos o lo que decimos: el producto somos nosotros mismos. Y además diré que somos productos de consumo sin memoria, por eso estas transmisiones son fugaces y tienen una caducidad tan rápida. Ante la pobreza de contenidos de un mercado, insustancial, cada vez más centrado en la propagación y menos en el mensaje, solamente nos queda retransmitirnos a nosotros mismos.